Mitos y verdades sobre la cobertura espiritual.

El término cobertura se ha popularizado entre los cristianos evangélicos en los últimos 40 años, y ha llegado a un punto de confusión que muchos se plantean si realmente es bíblica el concepto de la cobertura. El problema es que la palabra cobertura también tiene diferentes significados.

¿Qué quiere decir “cobertura”? En un sentido estricto, significa blindaje, protección, cuidado.

En la práctica, la palabra “cobertura” significa tantas cosas, que vale la pena analizar cada uno:

Significado #1: Cobertura como “tener el permiso del pastor”

¡Atención! Puede ser potencialmente peligroso

Es bueno tener gente con más experiencia que nosotros que cuiden y velen por nosotros. Sin embargo, este cuidado debe ser desde el amor sano y no desde la manipulación. Someternos a las personas que velan en amor por nosotros es un acto voluntario, que tiene que ver con el respeto y no con el control.

Todos tenemos al Espíritu Santo, lo que nos equipa y nos capacita para poder acceder a Dios y tomar buenas decisiones basadas en Él y la Palabra. Pero si estás en un lugar en donde tenés que pedirle permiso al pastor para todo lo que hacés, o si el pastor no te da su “cobertura” para hacer lo que entendés de parte de Dios que tenés que hacer, entonces esas son señales de que no estás en un lugar sano.

Los pastores no son dueños de las personas ni de la iglesia. La iglesia es una sola y es del Señor. Ser pastor es una posición de servicio y no de más importancia que otros. No existe tal cosa como “el ungido de Dios”, porque en el nuevo pacto todos somos ungidos por el Espíritu Santo.

“Cuiden como pastores el rebaño de Dios que está a su cargo, no por obligación ni por ambición de dinero, sino con afán de servir, como Dios quiere. No sean tiranos con los que están a su cuidado, sino sean ejemplos para el rebaño. Así, cuando aparezca el Pastor supremo, ustedes recibirán la inmarcesible corona de gloria.”

(1 Pedro 5:2-4)

Significado #2: Cobertura entendida como “estar dentro de una congregación local”

¡Peligro! Concepto extrabíblico, utilizado para maldecir y manipular

Congregarse tiene que ver con tener relaciones sanas con otros hermanos en la fe, en las que puedo ser transparente sin miedo a ser juzgado, y en donde puedo ser empoderado en la Palabra de Dios y en mi identidad como Hijo de Dios para caminar conforme a ella.

Dejar de congregarse no tiene que ver con dejar de ir los domingos a un lugar, sino con dejar de tener estas relaciones sanas. Por lo tanto, puedo estar todos los domingos en un lugar cantando alabanzas y no estar congregándome si siento que tengo que aparentar una imagen de ser perfecto.

Muchos usan este concepto antibíblico de “irse de la iglesia” para maldecir a aquellos que se van de sus congregaciones, pero es imposible irse de la Iglesia porque el cuerpo de Jesús en uno solo y seguimos estando en él. La biblia no enseña que estamos malditos por irnos de una congregación.

Significado #3: Cobertura entendida como “tener la cobertura apostólica y profética” de un apóstol o profeta.

Básicamente, la cobertura plantea que hay alguien que me “cubre” espiritualmente, y que estando “bajo su paraguas” voy a poder recibir de la unción que esa persona tiene.

Se popularizó en los años 80 con el movimiento apostólico y profético. Antes no existía de manera concreta. El primero que le puso un nombre fue Bill Hamon, padre del movimiento apostólico y profético y a quien yo respeto mucho.

Suena muy linda la idea, pero en la realidad, la cobertura básicamente es pagarle a alguien más o menos famoso para usar su nombre en el título de la iglesia o a nombre personal “soy profeta/apóstol/pastor bajo la cobertura de…” como si eso diese más importancia al ministerio. Produjo gente más hambrienta por una palabra profética del profeta que por la palabra de Dios.

Se transforma en una especie de identidad, en donde lo primero que te preguntan es: ¿Quién es tu cobertura? Al igual que pasaba en 1 Corintios 3, en donde algunos decían “Yo soy de Pablo, y yo soy de Apolos”. Pablo es muy claro en decir: ¿Quiénes son Pablo y Apolo más que servidores de Dios?

Es una forma de control:

“No puedo ir a tal lugar sin la cobertura de mi pastor”

“Si te vas mal de la iglesia, te vas sin cobertura”

“¿Quién es tu cobertura?”

Por eso mismo, la definición actual depende de a quién le preguntes y va cambiando según la ocasión.

Algunos de los problemas con el modelo de cobertura apostólica:

  • No es bíblica.

En la Biblia, solo aparece la palabra cobertura en el sentido literal de cubrirse el cuerpo, de usar ropa para cubrirse (en Job, Isaías y también en el Nuevo Testamento cuando habla del velo de las mujeres en 1 Corintios 11:6-7) Esta palabra es Katakalupto y es de origen griego. Literalmente, significa usar un velo.

No hay ninguna referencia bíblica del significado moderno de cobertura espiritual.

  • No es ética: si tuviésemos la capacidad de “activar dones”, ¿lo haríamos a cambio de dinero o fama?
  • Es caldo de cultivo para el abuso espiritual
  • Se transforma en un sistema de control, ya que si se enseña algo diferente, puedo perder la cobertura. Lo mismo pasa con las denominaciones.
  • Se transforma en la identidad de muchos
  • Casi no hay relación con la persona que ofrece la cobertura, pero muchos son forzados a llamarlos “padres”.
  • Fomenta la idolatría porque de cierta forma estoy creyendo que hay alguien igual de

humano que yo, pero con más autoridad espiritual que yo. Ídolos humanos.

Porque el que en el Señor fue llamado siendo esclavo, liberto es del Señor; asimismo el que fue llamado siendo libre, esclavo es de Cristo. Por precio fuisteis comprados; no os hagáis esclavos de los hombres.

1 Corintios 7:21-23

Porque nadie puede poner otro fundamento que el que está puesto, el cual es Jesucristo.

1 Corintios 3:11

Porque en él habita corporalmente toda la plenitud de la Deidad, y vosotros estáis completos en él, que es la cabeza de todo principado y potestad.

Colosenses 2:9

NO EXISTE HOMBRE QUE PUEDA DAR COBERTURA. ESTE CONCEPTO ES FALSO

Significado #4: La cobertura del Espíritu Santo

La única cobertura que es bíblica.

Nuestra verdadera cobertura es Jesús. Fuimos llenos del Espíritu Santo y el Espíritu Santo ya está sobre nosotros y en nosotros (Hechos 2:1-4, 1 Corintios 12:13, Efesios 2:21-22). Esa es la única cobertura que necesitamos. La cobertura de Dios nos capacita y equipa para la obra del ministerio, para acceder a Dios, y para cubrirnos de la Identidad de Dios.

Ahora bien, podemos vivir sin ser conscientes de la cobertura del Espíritu Santo en nosotros. Por eso, necesitamos que se nos abran los ojos de nuestro entendimiento para ser cada vez más conscientes de esta verdad. Es una revelación progresiva en donde voy conociendo mi identidad. Lleva mucho de desaprender, es decir, de deshacernos de viejas maneras de pensar y pensar con la mente de Cristo. Para eso, debemos estudiar las Escrituras, orar, buscar a Dios.

¿Conocés otros significados de la palabra “cobertura” en la iglesia evangélica?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .