Cuando los pastores se convierten en lobos: el abuso espiritual dentro de la iglesia

(Para pasar directamente al artículo, saltea este párrafo) Hace algunas semanas, con mi amiga Sonia Galván y con mi esposo arrancamos una serie de programas en vivo llamado “¡Nadie Habla de Esto!“, en donde hablamos de estos temas que la mayoría de la iglesia siempre está buscando evitar. Si aún no nos viste, salimos en vivo todos los jueves a las 6 PM (CST. Es a las 8 PM de Argentina). Podés sintonizarnos a través de mi Instagram (los episodios pasados están en mi IGTV) y también de mi página de Facebook. La semana pasada hablamos del abuso espiritual y prometí un blog con los contenidos que vimos.

¿Qué es el abuso espiritual?

El abuso espiritual es el maltrato (físico, espiritual, emocional o de cualquier otro tipo) que se le da a una persona que está en búsqueda de ayuda, apoyo o de empoderamiento espiritual. Como resultado, la vida espiritual de la persona que fue víctima del abuso termina siendo debilitada, y en muchos casos, la persona termina alejándose totalmente de Dios y de cualquier concepto relacionado con la idea de Dios.

Dicho de otro manera, el abuso espiritual es el maltrato de un líder espiritual (sea líder, pastor, apóstol, profeta, etc.) que usa sus dones espirituales para satisfacer sus propias necesidades en vez de usarlas para el servicio a otros. Hay líderes espiritualmente abusivos en todas las religiones.

Para lograr sus propósitos egoístas, estos líderes suelen hacer varias cosas:

  • Como suelen ser personas muy inteligentes y estudiadas, manipulan y tuercen las Escrituras para manipular y controlar a la gente. Pero debemos recordar que sabiduría e inteligencia no son lo mismo, y que conocimiento bíblico no equivale a tener una vida espiritual.
  • Sus iglesias o templos suelen tener una estructura piramidal (detallo más respecto a este funcionamiento en este blog), en donde ellos están cuasi inaccesibles en la cima, rodeados de un grupo selecto, y el resto de la iglesia en la base de la pirámide. A pesar de que doctrinalmente quizás la iglesia o templo no sea una secta, en su funcionamiento sí lo son.
  • Usan sus dones espirituales para darse gloria a sí mismos. Debemos recordar que los dones espirituales son un regalo de Dios y que no son una muestra de la integridad de la persona. Es decir, una persona puede moverse en dones sobrenaturales y sanar gente, echar fuera demonios, profetizar, etc. y al mismo tiempo vivir en pecado.
  • Pueden manipular fácilmente a otros a través del control de sus propios sentimientos: estas personas pueden llorar, actuar como “quebrantados”, fingir estar “bajo el poder de Dios”, fingir estar dolidos, tristes, etc. Sin embargo, si no se salen con la suya, rápidamente saldrán del “personaje” y volverán a ser maltratadores y manipuladores de los demás.
  • Realmente, estos líderes suelen ser verdaderos narcisistas disfrazados de pastores, profetas, líderes, etc. Por eso, suelen utilizar la triangulación como método de manipulación: Básicamente, la triangulación consiste en poner a dos personas en contra del otro, para que el único bien parado sea la persona que los está manipulando. La triangulación consiste en decirle a Fulano que Mengano dijo equis cosa de él, y otra vez, decirle a Mengano que Fulano habló mal de él. La realidad es que ni Fulano dijo nada de Mengano, ni Mengano habló mal de Fulano. Simplemente otra persona se encargó de que “llenarles la cabeza” con información falsa, solo para que uno piense mal del otro y no puedan descubrir quién es quien verdaderamente los manipula.

Características o señales del abuso espiritual

(escrito originalmente por Jill Monaco. Traducción al español por Selene Amador. Blog original en este enlace)

  1. Los líderes espiritualmente abusivos tuercen la verdad para verse mejor, y terminas cuestionándote si los escuchaste correctamente o si estabas malinterpretando algo. Ellos siempre tienen la razón y la manera “correcta” de interpretar la Palabra, la realidad y la vida en general. Ellos nunca se equivocan, y si realmente ya no pueden manipular más la verdad porque las pruebas que los incriminan son muchas, se enfocarán en destruir la reputación de la persona que los está confrontando o que puede ver más allá de sus mentiras.
  2. Los líderes espiritualmente abusivos exigen respeto en lugar de ganárselo. Ellos imponen su “autoridad” a la fuerza, y los que no los acatan o los cuestionan, son tildados de rebeldes, de “no entender la visión”, de estar endemoniados, etc.
  3. Los líderes espiritualmente abusivos traicionan tu confianza y comparten tu información con otros. A veces, si les compartes información personal, hasta suelen armar predicaciones dedicadas totalmente a exponerte. Otra veces, le suelen tu información personal que compartiste en confianza a su “grupo selecto” del cual se rodea, bajo la excusa de “les cuento esto para que oremos”.
  4. Los líderes espiritualmente abusivos suelen estar rodeados de un grupo selecto de personas, que suelen ser líderes a su vez de otros (como una pirámide). Estas son personas 100% manipuladas por el líder. Quizás puedan ver que están en un sistema dañino, pero ven imposible salir. Es por eso que podemos afirmar que el funcionamiento de una iglesia bajo el mando de un líder espiritualmente abusivo, es como el de una secta: más arriba en la pirámide, más dificil salir. Este grupo selecto de personas suelen cumplir las órdenes del pastor a rajatabla. Son los más oprimidos, pero también son quienes se encargan de oprimir y de controlar a otros. Es una cadena de abuso. También son los ojos y los oídos del líder. Ten por seguro que cualquier cosa que estas personas se enteren o le cuentes, se lo dirán al pastor.
  5. Los líderes espiritualmente abusivos dicen que debes sacrificar tu tiempo libre por el amor de Jesús, y te hacen sentir avergonzado si no estás de acuerdo. Es decir, los miembros de la iglesia no pueden tomarse vacaciones, tiempo libre, asistir a cumpleaños, etc. Como resultado, muchos de estos matrimonios acaban en divorcio o en infidelidades, y suelen ser padres ausentes de sus propios hijos.
  6. Los líderes espiritualmente abusivos no toman responsabilidad por nada de lo que hacen, ni aceptan que alguien los corrija o no esté de acuerdo con lo que dice. Para eso, espiritualizan su mal comportamiento y suelen decir cosas como: “Hay algo espiritualmente malo en esa persona”, “Siento rechazo por Fulanito porque es algo espiritual”, o directamente etiquetan diciendo “Tiene espíritu de Jezabel/de rebeldía/de seducción, etc”. Así, intimidan y ridiculizan a cualquiera que no esté de acuerdo con ellos.
  7. Los líderes espiritualmente abusivos dan vuelta las cosas: Si vas a plantearle que su comentario estuvo mal o que algo que hizo te provocó malestar, te dirán algo como “Es que eres inmaduro”, “Es que tú no eres profeta y entonces no puedes entender lo que hago”. Como suelen ser personas con mucho conocimiento bíblico y/o con grandes dones espirituales, la víctima suele realmente creer que hay algo malo con él o ella.
  8. Los líderes espiritualmente abusivos te hacen sentir que no puedes cambiar de iglesia, porque si lo haces, te perderás lo que Dios tiene para ti. Son comunes las frases como “Sin cobertura, viene la maldición”. Si finalmente te cambias de iglesia, te dirán que eres malgradecido y se encargarán de arruinar tu reputación con toda la iglesia. Finalmente, le prohibirán a los miembros de la iglesia hablar o estar en contacto contigo.
  9. Los líderes espiritualmente abusivos exigen ser servidos en lugar de servir. De forma tácita, se ponen a sí mismos en lugar de Dios. Como la gente que los complazca será la única que será promovida de lugar en la “pirámide” de la iglesia, comenzará una carrera por ser el que más le agrade al líder.
  10. Los líderes espiritualmente abusivos silencian a sus críticos convirtiéndolos en los malos, en “endemoniados”, en los que no tienen la sana doctrina, en los que no entienden la visión, etc.
  11. Los líderes espiritualmente abusivos no te van a crédito por tus ideas y tus éxitos. Toda la gloria es siempre para ellos.
  12. Los líderes espiritualmente abusivos no soportan que alguien brille más que ellos o que sea mejor que ellos en algún área. Para eso, buscarán arruinar la reputación de la persona más talentosa o con más dones que ellos.
  13. Los líderes espiritualmente abusivos te desechan cuando ya no les eres útil. Todo ese supuesto amor que el líder decía tener por ti, desaparece automáticamente en cuanto empiezas a darte cuenta de sus mentiras y manipulaciones.
  14. Los líderes espiritualmente abusivos solo promueven a quienes saben que pueden controlar al 100%. De esta manera, en realidad se promueven a sí mismos.
  15. Los líderes espiritualmente abusivos te acusan de robar su mensaje cuando creces más allá de ellos, y se creen con derecho a cuestionar tu ministerio y/o tus acciones.
  16. Los líderes espiritualmente abusivos te hacen pensar que estás loco: “No, yo jamás dije/hice eso”, suelen decir, a pesar de que estás seguro e incluso si hay pruebas que muestren que en verdad sí dijeron o hicieron eso que están negando. Si no les funciona esta técnica de negar todo compulsivamente, buscarán manipularte por el lado sentimental: “No puedo creer que un hijo espiritual me esté haciendo esto”
  17. Los líderes espiritualmente abusivos no pueden admitir faltas, pero usan el conocimiento de las fallas de otros para causar miedo e intimidación.
  18. Los líderes espiritualmente abusivos hacen que su grupo selecto haga el trabajo sucio y aísle, intimide o manipule a los que no cumplen. Se ve así una cadena de abuso.
  19. Los líderes espiritualmente abusivos se rodean de la élite y no interactúan con las ovejas.
  20. Los líderes espiritualmente abusivos usan su carisma para crear seguidores del tipo secta, que los defenderían cuando se les cuestione e incluso si hay pruebas que los incriminen.
  21. Los líderes espiritualmente abusivos crean una cultura de un grupo selecto, o de un círculo íntimo popular. Si bien Jesús tuvo un grupo selecto de personas, ellos utilizan esta verdad y la manipulan para crear líderes que los defiendan a toda costa, y para esto, les hacen sentir a estas personas que estar en este grupo selecto es un privilegio y/o es una promoción. Pero si alguien plantea una inquietud dentro de este grupo selecto, se lo excluye del mismo. Por eso, se va creando una cultura en la que el grupo selecto tiene miedo de hablar.
  22. Los líderes espiritualmente abusivos se rodean solo de personas que los elogian, les temen o se someten a ellos. Esto es porque hacen un estudio previo de la víctima, y solo son abusivos con personas que saben que pueden controlar. Es por eso que es muy común que, cuando finalmente el líder es expuesto, muchas personas digan: “¡Pero conmigo siempre fue bueno!” Esto es porque saben con quiénes ser abusivos y manipuladores, y con quiénes no.
  23. Los líderes espiritualmente abusivos convencen a las personas de que no pueden entender las cosas profundas de Dios por sí mismos y de que necesitan su ayuda.
  24. Los líderes espiritualmente abusivos no te ayudan a vencer el pecado en tu vida, pero te descartan si los haces parecer un mal líder. Por eso, estas suelen ser iglesias en donde hay que parecer, y no ser. Jesús los llamó sepulcros blanqueados.
  25. Los líderes espiritualmente abusivos ven a los que plantean problemas legítimos como enemigos. Aquellos que alguna vez fueron amigos / aliados se convierten rápidamente en enemigos una vez que surge una inquietud.
  26. Los líderes espiritualmente abusivos mienten sin conciencia y se creen sus propias mentiras. Su grupo selecto alimenta su ego haciéndole creer al líder sus propias mentiras. Consideran que vale la pena proteger su plataforma por el bien del evangelio.

¿Hasta qué limites puede llegar el abuso espiritual?: el abuso sexual

Muchas veces, el abuso espiritual puede llegar a evolucionar a un abuso sexual. Las víctimas son manipuladas a través de “palabras proféticas” que el líder recibe, para que esta acepte tener relaciones sexuales consentidas. Otras veces no utilizan “palabras proféticas”, sino que manipulan emocionalmente a la víctima: le dicen cosas como “Solo tú me entiendes”, “Solo contigo puedo ser yo, mi esposa/o no me entiende”, y sus variantes. Como la persona víctima tiene una especie de amor platónico (o fascinación) por el líder, suele aceptar esta oferta sexual, que no solo puede terminar en relaciones sexuales, sino también en enviarse mensajes de texto eróticos y/o con contenido sexual. Otras veces, la víctima no acepta las insinuaciones del líder y puede terminar en una violación. Esto se ve más frecuentemente en niños y adolescentes.

Sin embargo, la mayoría de las veces este tipo de abuso sexual es más “soft”: abrazos demasiado largos, besos demasiado cerca de la boca, rozar demasiadas veces “sin querer” a la víctima en zonas privadas, decirle halagos y “piropos” fuera de lugar, etc. También esto incluye chistes sexuales o fuera de lugar. La razón por la que estos narcisistas prefieren este tipo de abuso sexual más “soft”, es para que -en caso de ser confrontados- hacer quedar a la víctima como una persona exagerada y porque es más fácil borrar las pruebas que lo comprometen.

Como estos manipuladores conocen sus límites y que pueden ser denunciados, juegan al límite para confundir aun más a la víctima: “¡Pero fue solo un abrazo!”

¿Tengo que denunciarlo?

Si en tu caso el abuso llegó a ser sexual, sí. Es necesario denunciar ante la policía dependiendo de tu país. Solo de esta manera se evitará que haya otras víctimas de abuso.

Muchas veces el grupo selecto de el líder intentará manipularte diciéndote que lo debes perdonar “así como Dios nos perdonó”, pero esos no son más que manotazos de ahogado del líder para ver si puede manipularte una vez más. Sí, Dios nos perdonó el pecado, pero las consecuencias del pecado no se borran.

Incluso si el abuso tuvo lugar hace muchos años, tienes un tiempo para denunciar ante la policía, y el mismo depende de cada país.

Estas personas narcisistas rara vez cambian, pero incluso si lo hiciesen, perdonar no significa restaurar la relación con ellos, ni estás en obligación de ayudarlos. Son adultos que pueden y deben hacerse responsables de sus acciones.

¿Cómo busco ayuda?

  • El primero de los pasos es que salgas inmediatamente de ese lugar abusivo. Mi consejo es que el corte sea un corte limpio: cero contacto, cero ir a esa iglesia, cero juntarte con personas que el líder aún manipula, cero responder mensajes y/o llamadas del líder. No existe tal cosa como seguir yendo a un lugar en donde lidera un pastor abusivo, y no salir afectado. Es como cualquier otra relación tóxica.

  • No tenés que darle explicaciones a nadie de por qué te vas y te aconsejo que no pierdas tiempo tratando de “limpiar tu reputación” de las cosas que el líder dijo o está diciendo de ti, porque hagas lo que hagas las personas no te creerán: recuerda que todavía siguen siendo manipuladas. Haciendo esto solo vas a perder tu tiempo y tu energía.

  • Si necesitás un tiempo en soledad, está bien. No tenés que automáticamente ir a otra iglesia al siguiente domingo. Sé que al principio será raro tener tiempo libre, pero aprovéchalo para tu bien y para sanarte a vos y a las relaciones que se vieron estropeadas por tu tiempo excesivo en la iglesia.

  • Es muy importante que BUSQUES AYUDA PSICOLOGICA DE ALGUIEN QUE NO CONOZCA NADA DE LA HISTORIA. Puede ser a través de un psicólogo, un coach, un mediador, etc. pero es necesario que tengas a alguien neutro. No es necesario que sea una persona cristiana. El psicólogo te va a ir ayudando a ir “desenredando” ese nudo que tenés en la mente. Te va a ayudar a que recuperes tu discernimiento.

  • Leer acerca de estos temas te va a dar recursos y a ayudarte a entender que no estás solo/a:

Algunos buenos libros en español son

“Intoxicados por la fe” de Bernardo Stamateas.

“Límites” de Henry Cloud

“El Sutil Poder del Abuso Espiritual” de David Johnson

  • Si hablas inglés, te recomiendo el ministerio Voice4Victims, liderado por Patricia King. El mismo está centrado en proveer ayuda a las víctimas de abuso espiritual. Cuenta con ayuda psicológica, espiritual y también orientación de abogados para denunciar, de forma 100% gratuita para la víctima. Puedes encontrar más información en este link. Lamentablemente, no hay tantos recursos en español como los hay en inglés. Esto quizás se deba a que probablemente tengamos más normalizado el abuso en el mundo latino.

TEN PACIENCIA CONTIGO

Como ex-víctima de abuso espiritual, puedo decirte que se puede sanar y volver a resurgir. Pero transformar tus heridas en flores y no en raíces de amargura será un proceso que demandará de tu entrega, pero sobre todo de tu paciencia.

Habrá días en los que no querrás saber más nada de Dios, ni de la iglesia, ni de nada. Seguramente haya días también en los que estés muy enojado/a, y está bien. Es normal y es bueno que todos esos sentimientos salgan finalmente a la luz después de haberlos negado y suprimido durante tanto tiempo. Simplemente no te permitas habitar en esos sentimientos demasiado tiempo. Si estás todavía en esa posición, te recomiendo que leas este blog.

Si dejaste de asistir físicamente a las reuniones de la iglesia, puede que al principio te resulte my raro y/o incómodo volver. Yo recuerdo que cuando salí de la iglesia, intenté volver a otra pocos meses después. Sin embargo, las canciones que cantaban me recordaban a otras cosas relacionadas con lo que me había pasado, y salía peor de lo que entraba. No pude volver a asistir a una reunión sin sentirme triste/enojada/atacada recién después de dos años de haber salido del ambiente tóxico en el que estaba.

No puedo dejar de recomendarte que busques ayuda de un psicólogo que sea neutro a la situación y que no te conozca ni a ti, ni a ninguna de las personas involucradas. Yo no hubiese podido salir de ese lugar oscuro en el que me sumergí durante más de dos años de no haber sido por la ayuda de mi psicólogo.

No le cuentes tu historia a todo el mundo. Sé que sentirás la necesidad de limpiarte y de explicarles a todos lo que en verdad pasó, para ver si así logras recuperar tu reputación. Pero créeme que no sirve de nada. La gente sigue manipulada, para ellos ahora eres el enemigo, y terminarán creyéndole al pastor.

La sanidad es un proceso que requerirá, muchas veces, de soledad. Aprende a disfrutar esos momentos en donde, otra vez, eres tú solo y el Señor.

Cambia de círculo de amistades. No confíes en esas amistades “neutras”, que saben lo que has pasado pero siguen asistiendo a esa iglesia porque en algún punto o siguen manipulados, o no están creyendo tu historia.

Y sobre todo, no dejes de aferrarte a Dios. Nada de lo que has pasado fue parte de Su plan, ni marca el propósito que Él tiene para tu vida. Enojarte con Dios es una pérdida de tiempo que solo te traerá amargura y dolor. Dios es bueno, incluso cuando no lo entiendes. Sigues siendo iglesia, y sigues siendo Su hijo amado.

“Cuando los pastores se convierten en ovejas”: llamado especial para pastores

(Traducción al español del blog knowthesound. Entrada original aquí)

Comencé este blog con este título, basado en Ezequiel 34. En este pasaje, el profeta Ezequiel relata un episodio en la historia de Israel, cuando los pastores (que debían apacentar y cuidar de las ovejas) se aprovechaban de la posición pastoral y mataban, lastimaban y oprimían a las mismas. En consecuencia, Dios remueve a todos los pastores y se coloca a Sí mismo como tal. ¿Qué pastor lastima a las ovejas? Ciertamente ningún buen pastor, ni el Rey de los pastores.

Si eres un líder de una expresión local de creyentes, eres, por definición, un pastor. Como tal, tienes una responsabilidad. ¿Podrías empezar por abrir tu mente al hecho de que, en tu medio, albergas a víctimas de abuso sexual? Si tus reuniones tienen más de 4 mujeres y más de 9 hombres, entonces debes saber que 1 de cada 4 mujeres sufieron algún tipo de abuso sexual, y 1 de cada 9 hombres. ¿Cómo dejarás en claro que el abuso es algo de lo que se puede y se debe hablar? ¿Buscarás educación y estrategias de fuentes externas sobre cómo responder cuando se menciona el abuso? ¿Qué harás si uno de tus empleados es acusado? ¿Qué harás para ayudar a evitar que el personal abuse de su rebaño en primer lugar? Estas cosas las sé: si no estás hablando de eso, tienes personas en medio de ti que están sufriendo en silencio y si no formas un plan antes de que ocurra el desastre, te tomarán desprevenido cuando suceda.

Si en cambio eres un miembro de la élite espiritual, sentado en la cima de esta jerarquía inventada a la que todos extrañamente nos adherimos, te pido por favor que no hagas la vista gorda ante la violencia que se está ejerciendo contra el Cuerpo de Cristo y contra la imagen de Cristo. Por favor, no permitas que se perpetúe este abuso sistemático y patológico. Muchos de ustedes tienen teologías hermosas y asombrosas sobre la gracia, el perdón y la restauración. Estas teologías son hermosas, pero me temo que están incompletas. Si estuvieran completas, funcionarían mejor en la práctica que en la actualidad. Tienes pocas razones para escucharme. No me conoces, así que no espero que confíes en mí. Pero ten en cuenta que yo tampoco te conozco, y mi confianza en ti es muy pequeña en este momento. No porque dude de tus intenciones, sino porque tus resultados me desaniman. Sé que la transformación de este gran barco del cristianismo no es una tarea fácil. Sé que mi pedido de dar una nueva mirada a sus ideas y creencias es un gran pedido, especialmente (y específicamente) porque sus ministerios y sustento dependen de ellos. Sé que es difícil, incluso aterrador, pero como he dicho a lo largo de este blog, difícil no significa malo y aterrador no significa malo.

¿Te unirás al Buen Pastor en la protección de las ovejas que han sido confiadas a tu cuidado? Los líderes emergentes tenemos un incendio ahora, y una pequeña idea de hacia dónde queremos que vaya este barco. Creo que lograremos nuestras metas contigo o sin ti, porque estoy convencida de que tenemos el pulso en el corazón de Dios con respecto a este tema. Pero queremos que nuestra generación anterior, los generales a cuyos pies nos hemos sentado durante tantos años aprendiendo, se den cuenta y se preocupen por lo que estamos viendo aquí en la multitud, hombro con hombro con las masas. Estas cosas pueden ser difíciles de ver desde donde estás sentado. ¿Se bajarán de ese lugar? Dios lo hizo y está en este lío con nosotros. A medida que avanzamos hacia el futuro, otros líderes abusadores se revelarán o alcanzarán un lugar de influencia y poder. ¿Cuál será tu respuesta frente al próximo escándalo cuando se descubra al próximo líder espiritualmente abusivo? ¿Tomarás en serio a las voces disidentes?

Aunque hago estas peticiones a la gente, reiteraré a los lectores que nuestra confianza y esperanza no está en la gente, está en el Señor. En todas las Escrituras, Dios se muestra fuerte para los débiles y poderoso para los humildes.

Puedes contactarme también en las redes sociales. No suelo responder mensajes que solamente dicen “Hola”, pero respondo rápidamente aquellos mensajes que me cuentan alguna historia, o tienen alguna pregunta que puedo responder. Dentro de mis límites, estoy para ayudarte y/o para orientarte respecto a dónde encontrar ayuda.

No estás solo en esto.

7 Comentarios

  1. Mariela montenegro

    Hace 24 años que fui parte y me siento abusada espiritual,y sinceramente hoy por hoy …leí todo tu material en menos de 24 horas y necesito orientarme …. porfavorrrrr

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .