El amor propio no es suficiente

Sé que soy una de las primeras en enseñar del amor propio y sigo creyendo firmemente que es una de los fundamentos en la vida cristiana. Jesús nos enseñó a amar a nuestro prójimo como a nosotros mismos, por lo que si el amor propio es importante para Dios, también debe serlo para nosotros y debemos invertir tiempo en conocernos y amarnos. Pero no es de eso de lo que quiero hablar hoy:

He notado que hay demasiados mensajes respecto al amor propio, y está bien. De hecho, me encantan: soy INFJ en Myers Briggs, 2w3 en el eneagrama, S-C en el perfil DISC, mis inteligencias son intrapersonal y lingüística, ¡y podría seguir! Me gusta conocer mi personalidad porque de esa manera puedo transformarme, amarme y conocer cuáles son mis debilidades. Me gusta conocer la de los demás por el mismo motivo. Pienso que son herramientas para amar mejor a los demás y a mí misma.

Sin embargo, y como todo, se puede llegar a extremos y he notado algunas cosas aquí y allá que quiero compartir hoy.

 

El punto central es el siguiente: si invertir tiempo en conocer tu personalidad Myers-Briggs, tu número de eneagrama, etc. no te guía hacia el amor y la compasión, te va a guiar al orgullo, a la arrogancia y a la justicia propia.

 

“Cualquier revelación de mi propia importancia que no me guíe a un mayor servicio, me llevará a la arrogancia”

Bill Johnson

 

 

Dicho de otra manera, como cristianos, conocer nuestras personalidades más a detalle y amarnos más solo tiene verdadero sentido si nos guía a reconocernos como parte de un Cuerpo que necesita de los demás. El proceso de pensamiento debería ser: “Me conozco a mí mismo para reconocer mis fortalezas y debilidades; para así saber en dónde tengo necesidad de los demás, y para identificar en qué área puedo ser útil para otros.”

Pero uno de los potenciales peligros de esta nueva ola de enseñanzas sobre amor propio (que no están mal, repito) es que la línea entre la autosuficiencia y el autoconocimiento es muy finita. Muchas veces se enseña que solamente necesitamos amor propio para sanarnos, y no es así. Si creemos lo anterior, podemos creernos esta falsa idea de autosuficiencia y llegar a pensar que sentir necesidad de los demás es una señal de debilidad o de falta de amor propio.

Somos seres sociales. Necesitar de otros es una necesidad básica. Enseñarle a los demás que no necesitan de nadie es enseñar trauma, y la mayor herramienta para alcanzar tal propósito es la vergüenza.

Podés amarte a vos mismo un montón, y seguir reconociéndote necesitado de los demás. De hecho, es una señal sana de que no usaste el autoconocimiento para alimentar tu propio ego y arrogancia.

También podemos buscar autoconocimiento y un falso “amor propio” para evitar mostrar nuestra vulnerabilidad con los demás.

Necesitamos todo el tiempo de conexión emocional de calidad con los demás. Y eso es siempre riesgoso porque podemos salir lastimados (ya que al fin y al cabo las relaciones son complejas siempre) pero vale la pena. Disfrazar el miedo y la vergüenza de autosuficiencia y “amor propio” no transforma.

Es en el servicio y la relación con los demás en donde puedo ser transformado verdaderamente. Es dentro de tu propia familia y tu círculo (siempre que sean sanos -y si no lo son, en donde sabemos poner límites sanos-)

Por eso, no alcanza solo con el amor propio. También necesitamos de los demás y reconocerlo no es debilidad. El fin de amarse a uno mismo es amar mejor a quien tenemos al lado. El fin del autoconocimiento es reconocer al otro como diferente a mí, pero no menos valioso. Es saber que tiene cosas que yo no tengo (y necesito) y viceversa. Es comprender que el otro procesa las cosas de una manera diferente a mí y eso no lo hace necesariamente malo.

¿Qué es lo que te mueve en tu búsqueda de autoconocimiento?

 

cropped-logo-selene.jpg


   

Colabora conmigo

Si te gustó lo que leíste, podés donar en el siguiente link.

$10.00

2 Comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .