Paciencia

Hace apenas unos días pensé nunca más volvería a ser feliz, pero hoy me siento mejor. Sonreí por primera vez en semanas, y no fue falso. No tenía pensamientos oscuros en la mente y no me sentí negativa o perdida, o completamente incapaz. De hecho, me sentí bien.

Y eso me hizo darme cuenta de muchas cosas. Como por ejemplo, que la sanidad no es siempre una línea recta sino definitivamente un viaje con un recorrido que tiene tantas idas y vueltas que casi sentís que no vas a llegar, pero de alguna manera lo hacés. Supongo que lo que estoy tratando de decir es que no existe un punto en donde “ves la luz ” o “llegás del otro lado”, sino que se trata de una sucesión de momentos en donde mirando en retrospectiva, te ves a vos misma volviéndote más fuerte y más feliz. Y a veces, lo único que necesitamos decirnos es que vamos a estar bien, aunque ahora mismo pareciera que nada puede salir bien.

Estamos en un viaje de sanidad y a veces ese viaje se torna lento, pero eventualmente vamos a llegar. Vamos a aprender y a sanar, y a crecer, y vamos a ser felices otra vez. Lo único que tenemos que hacer es darnos tiempo.

Paciencia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: