“Sin Rapto”: Por qué no creo en el rapto de la Iglesia

Originalmente subido el 29/12/2014

_sin rapto__ por qué no creo en el rapto secreto de la iglesia_

 

¿De qué hablamos de Últimos Tiempos? ¿Qué son estos términos del que todo el mundo habla, pero que nadie entiende mucho? La creencia popular habla de estas cosas:

  • El Rapto secreto de la Iglesia: quienes creen esto, postulan que el Rapto o Arrebatamiento va a ser “como relámpago en la oscuridad”, y que por eso tenemos que estar siempre preparados porque “nadie sabe el día ni la hora” de cuándo esto va a acontecer.  Esta creencia postula que las personas que creen en Jesús serán llevadas al cielo hasta el final de la Gran Tribulación (tema que voy a explicar en el siguiente punto), y el resto que no creyó, se queda acá en la Tierra. Este período, dicen, duraría siete años.
  • Levantamiento del Anticristo: Para la mayoría de las personas, el Anticristo será un político que con la ayuda del Papa, va a dominar todo el mundo durante 7 años. Si bien tendrá apariencia humana, sería el mismo Satanás gobernando. Los primeros 3 años y medio de este período en donde la Iglesia ya estaría arrebatada, serían buenos, y el resto serían los peores años de la historia de la humanidad. Este tiempo también se lo conoce como “Gran Tribulación”, en donde sería obligatorio tener una marca (quienes algunos han interpretado como un chip debajo de la piel) para comprar y vender.

Hasta ahí, es básicamente la idea y la doctrina del Rapto de los futuristas. Hay algunas variantes respecto a dónde estará la Iglesia durante la Gran Tribulación, pero más o menos todas proponen lo anterior.

Ahora, lo que sigue es lo quiero decir al respecto. Obviamente dejo algunos temas sin tocar porque sería imposible resumir todo en un post.

  • La idea de un futuro rapto es ANTIBÍBLICA. En la Biblia no aparece la palabra “Rapto” (Aparece la palabra “Arrebatamiento” en 1 Tesalonicenses 4:16, que no es lo mismo, y que está hablando de la resurrección de los muertos en la Segunda Venida de Jesús) De hecho, hasta los propios maestros de esta doctrina reconocen que la palabra “Rapto” no aparece en ningún momento.
  • “Rapto” y “Segunda Venida de Jesús” NO SON LO MISMO.  Nunca, bajo ningún concepto, se está negando la Segunda Venida del Mesías. Creo que Jesús va a volver. Lo que no creo es en un Rapto secreto.
  • La Iglesia primitiva, los padres de la Iglesia, Martín Lutero, y todos los cristianos hasta 1830, no creían en el RAPTO.
  • La idea de un Rapto futuro fue introducida por John Darby en 1830, luego de revisar un escrito de un monje llamado Francisco Ribera (escrito en los años 1500, como respuesta a Martín Lutero) Esta idea fue tomada no solo por Darby, sino por su grupo de seguidores, entre los que se encontraba C.I Scofield, quien más tarde editaría la famosísima Biblia Scofield de Referencia. Esta fue la primer Biblia con comentarios, y por eso fue muy popular en su época. En los comentarios, se hablaba de un Rapto basado en los escritos de Darby y Ribera.
  • Cuando Juan habla del concepto del Anticristo en 1 Juan 2:18, no está hablando “del” Anticristo, como si fuese una persona, está hablando de “anticristo”, una corriente filosófica llamada gnosticismo, que estaba influenciando a la iglesia primitiva y que planteaba que Jesucristo no había venido en carne. La palabra “anticristo” no aparece en Apocalipsis, ni en ningún otro escrito de la Biblia, excepto en el de Juan.
  • Mateo 24 no habla del Raptohabla de la destrucción de Jerusalén en manos de Roma en 70 D.C. Si leemos el contexto de este pasaje tan famoso de Mateo, vemos que Jesús venía discutiendo con los fariseos en Mateo 23, y luego le dice a sus discípulos en Mateo 24:2, que  no iba a quedar una piedra sobre piedra que no sea derribada, señalando al Templo de los judíos. Sus discípulos sabían que el Templo había llevado 46 años de construcción, por eso le preguntan en Mateo 24:3: ¿Cuándo van a acontecer estas cosas, y cuáles son las señales de tu venida? Hay que entender algo: NO TIENE SENTIDO ALGUNO QUE JESUS LES DIGA TAL NOTICIA, Y QUE LUEGO ELLOS PREGUNTEN POR EL FIN DEL MUNDO. Obviamente, no le estaban preguntando por un futuro Rapto, le estaban preguntando cuándo a ser destruida Jerusalén. En un contexto histórico, la palabra “Venida” tiene que ver con “Venida en Juicio”…
  • Si todo esto aún no te convence, Jesús lo pone aún más claro: “En verdad les digo que no pasará esta generación hasta que todo esto suceda” (Mateo 24:34) Una generación SIEMPRE SON 40 AÑOS. Jesús profetizó esto en el año 30, y el templo fue destruido en el año 70 
  • De la misma manera, el libro de Apocalipsis no habla de una destrucción futura del mundo, sino que habla de la destrucción de Jerusalén en el año 70 D.C. 
  • Nunca, jamas, algo puede significar algo diferente que el significado que tuvo para los destinatarios. Es decir, si yo le escribo una carta a mi amiga, entonces el verdadero significado de esa carta va a ser el que ella entienda. Si un tercero lee la misma, no podría darle un significado diferente que el original. Este mismo concepto aplica para las cartas y escritos de la Biblia.
  • Entonces… ¿por qué las cartas paulinas y de los demás apóstoles hablan de “los Últimos Tiempos” o dicen que “los días no son buenos”? Excelente pregunta. Veamos: para la Iglesia primitiva, los “Últimos Tiempos” eran los años entre el 30 DC, y el 70 DC. ¿Por qué se puede afirmar esto? Porque sus discípulos habían oído a Jesús profetizar en Mateo 24, y sabían que “sin saber el día ni la hora” los romanos aparecerían “como ladrón en la noche” para matar a todo judío y cristiano. Jesús, cuando profetizó, dijo que “ESA” generación (a la que le estaba hablando), vería lo que estaba diciendo. Para los judíos, una generación son 40 años. (Y, ¿cuánto tiempo pasó después de que Jesús profetizó esto hasta que se cumplió? Efectivamente, 40 años). Es por eso que la Iglesia primitiva se saludaba diciendo “Maranatha” (Jesús Viene), o hablaba de “Los Últimos Tiempos”. Ellos estaban conscientes de que Jerusalén sería destruida en poco tiempo, y estaban preparados para eso. NO ESTABAN HABLANDO DE UN RAPTO QUE OCURRIRÍA 2000 AÑOS DESPUÉS. Pablo lo deja en aún más en claro cuando dice “en ESTOS postreros días” en Hebreos 1:2.

Soy consciente de que dejo muchos cabos sin atar (porque no quiero ser demasiado extensa) pero mi idea no es responder todo, sino que comiencen a hacerse esta pregunta:

“¿POR QUÉ CREO LO QUE CREO?”

Más allá de tener una doctrina perfecta o no (porque no la tengo yo, ni nadie. Todos tenemos errores doctrinales), lo que quiero no es que estés de acuerdo conmigo en todo, sino que pienses en los frutos de la creencia de un Rapto inminente. Te propongo algo diferente: viví pensando en que no existe el Rapto: si te sorprende el Rapto, ¡buenísimo!, pero si no viene el Rapto, habrás vivido tu vida pensando a largo plazo.

En todos los mensajes que puedo ver de la gente que “predica” desde una doctrina que enfatiza el Rapto inminente, puedo ver algo en común: EL TEMOR. 

VIVIR CON MIEDO A UN JUICIO SOBRE LA TIERRA, A LA CAÍDA DE UN METEORITO GIGANTE, A UNA LUNA DE SANGRE, A UN RAPTO EN EL QUE SOLO MUY POCOS PODRÁN ACCEDER, SOLAMENTE GENERA MIEDO, DEJANDO AL AMOR EN SEGUNDO PLANO.

Me niego a creer en una escatología en el que el diablo se vea empoderado, y que llene de temor a las personas. Lee el primer versículo de Apocalipsis… ¿a quién se está revelando? ¿A Jesucristo o a Satanás?

Cuando la gente cree en esta creencia del Rapto, la “mentalidad a largo plazo” se ve anulada debido al “inminente regreso de Cristo”

El temor muchas veces es tan grande, que se vive con miedo al avance tecnológico por miedo a que sea “la marca de la Bestia” (¿Se acuerdan del chip de Obama?), y a que el próximo político sea “el Anticristo”

Otras veces, se celebra cualquier catástrofe porque es una señal de que “Cristo viene” ¡NO!

LA PALABRA NOS ENSEÑA DOS COSAS MUY CLARAS: EL TEMOR Y EL AMOR SE OPONEN (1 JUAN 4:18), Y NUESTRO ÚNICO MANDAMIENTO ES AMAR A DIOS, Y AMAR A NUESTRO PRÓJIMO COMO A NOSOTROS MISMOS (MATEO 22:37) EL EVANGELIO (QUE SIGNIFICA BUENAS NUEVAS), EN NINGÚN MOMENTO ES MOTIVO DE TEMOR. SI ALGUNA ENSEÑANZA O PROFECÍA ACERCA DEL LEVANTAMIENTO DEL ANTICRISTO TE LLENÓ DE TEMOR, ES UNA MENTIRA.

¿CRISTO VA A VOLVER? POR SUPUESTO QUE SÍ, PERO UNA VEZ Y PARA SIEMPRE, EN SU SEGUNDA VENIDA. NUESTRA MISIÓN EN LA TIERRA ES EXTENDER EL REINO, HACER COMO EN EL CIELO, ASÍ TAMBIÉN EN LA TIERRA, Y CONOCER NUESTRA IDENTIDAD DE HIJOS.

La tierra clama por la manifestación de los hijos, no por un Rapto. Y si las cosas están “cada vez peor en la Tierra” (que no es cierto que estemos cada vez peor, pero eso es tema de otro post) es porque no estamos haciendo, como Iglesia, lo que nos corresponde hacer: sanar a los enfermos, echar fuera demonios, resucitar a los muertos, predicar el evangelio, extender el Reino.

En estos videos te cuento un poco más al respecto:

 

 

 

¡Salgamos y hagamos lo que nos toca hacer!

2 comentarios sobre ““Sin Rapto”: Por qué no creo en el rapto de la Iglesia

Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: