Soy cristiana y festejo Halloween: mis razones

Originalmente subido el 14/5/2015

soy cristiana y festejo halloween_ mis razones

No me había percatado de la fecha en la que estamos, hasta que los numerosos post hablando en contra de Halloween de amigos cristianos que tengo en Facebook me lo recordaron.

No es que siempre quiera estar en contra de todo lo que opina la mayoría, pero sí siempre me pregunto el porqué de las cosas y de mis acciones y eso a veces me lleva a tener una opinión diferente.

Yo soy cristiana y no tengo ningún problema con Halloween. Si vos elegís tener tus motivos para pensar que es una celebridad diabólica, perfecto. Yo personalmente analicé los porqué del NO al Halloween y llegué a la conclusión de que no hay ningún problema con él, pero cada uno puede pensar lo que quiera.

 

Argumento #1: Es una fiesta de origen pagano. 

¡Falso! Los cristianos celebraban el Día de Todos los Santos (de hecho, la palabra “Hallow” en inglés significa santo) desde mediados del siglo IV, cuando recordaban a los mártires que habían dado la vida por Jesús y celebraban la victoria sobre la cruz. A mediados del año 700, se estableció que esta celebración sería el 1 de Noviembre.

En el cristianismo, las festividades comienzan la noche anterior (por ejemplo, la Nochebuena que antecede a la Navidad). Entonces, los cristianos celebraban el Día de Todos los Santos la noche del 31 de diciembre.

El 99, 9% de los post relacionados a Halloween que leí hasta el momento, se centran en que el origen de la fiesta es pagano. Esto no es cierto. La festividad celta de los druidas es independiente del Día de Todos los Santos.

¿Por qué está tan extendida esta creencia? Porque la mayoría de los escritores e historiadores son ateos o paganos, y prefieren borrar al cristianismo de los eventos históricos de la humanidad. 

Es cierto que los celtas celebraban el 31 de octubre mediante ritos paganos, pero también lo hacían el último día de cada mes. Cuando los cristianos del año 700 comenzaron a celebrar la vigilia del Día de Todos los Santos el 31 de octubre, las costumbres celtas no tenían ningún significado especial para los cristianos.

De hecho, los celtas ni siquiera se disfrazaban ni pedían dulces.

La tradición de disfrazarse se originaría en Francia ¡casi 7 siglos después del establecimiento del Día de Todos los Santos! Durante el siglo XIV y XV, Europa se vio azotada por la peste bubónica, conocida como la Peste Negra, que arrasó con casi la mitad de la población. No es de extrañarse, entonces, que los cristianos se volviesen más conscientes de la vida después de la muerte. Los franceses, sobre todo, comenzaron a celebrar danzas en honor a los fallecidos y se disfrazaban como ellos utilizando vestidos y máscaras… pero no lo hacían por Halloween: lo hacían por el Día de Todos los Santos. Los irlandeses, quienes sí celebraban la festividad pagana de Halloween, no se disfrazaban.

¿Cuándo tuvieron el origen los disfraces? Muy probablemente alrededor del año 1700, con la llegada de ingleses e irlandeses a los Estados Unidos y comenzaron a casarse entre ellos. A la tradición cristiana del Día de Todos los Santos, los irlandeses se centraron en el lado oscuro de la festividad.

La costumbre de pedir dulces (o trick-or-treat) no tiene su origen en la cultura celta, sino que se popularizó en Europa durante el siglo IX D.C. (si bien también hay otras teorías respecto al origen de la costumbre de pedir dulces, esta es la más aceptada). En ese entonces, los cristianos salían a las calles mendigando pasteles para los difuntos en la noche del 31 de octubre (es decir, en la víspera del Día de Todos los Santos), que no eran más que panes con pasas de uvas. Mientras más pasteles recibieran, mayor tiempo rezarían (hay que recordar que en ese entonces todo Europa estaba tomada por el catolicismo). En ese entonces, se creía que las almas de los difuntos permanecían en el limbo y que si recibían los suficientes rezos, su alma sería liberada de los tormentos del mismo. Luego esta costumbre se popularizó en Estados Unidos en 1900 para intentar calmar el caos provocado por ciertos grupos: las celebraciones a veces llegaban a tal punto que se derribaban cercas, se quemaban lugares públicos, se tapaban chimeneas, y en su punto máximo de crueldad, se mataban animales. Para evitar que el caos llegase a sus propias casas, los ciudadanos americanos les daban comidas, postres, o caramelos a estos grupos a modo de “fianza” para que sus casas no fuesen destruidas.

Los símbolos, el lenguaje, las tradiciones y las formas cambian de un siglo a otro y de una región a otra. ¿Qué importancia tiene que un niño vaya a pedir dulces en este día? Ninguna. Es algo inocente. No llenemos de temor a los más pequeños…

Hasta ahí, a grandes rasgos, es la historia de Halloween, que ya podemos ver que no tuvo un origen pagano. Pero si incluso lo tuviese, ¿qué problema habría?

NO CELEBRAR HALLOWEEN POR SU ORIGEN ES UN ARGUMENTO NO VALIDO. 

¡Los cristianos somos bendición para el mundo! Incluso si Halloween tuviese un origen pagano, ¡nos tendría que importar tres pepinos! Por ejemplo, yo no sé qué origen tuvo, no sé, el celular desde el que estoy escribiendo. Vaya uno a saber si el diseñador del celular era satanista o no… pero en mis manos, incluso lo que tuvo un origen diabólico lo transformo en bendición. Y así deberíamos pensar de Halloween también.

Argumento #2: Los satanistas hacen sacrificios en Halloween.

Hay muchos testimonios de exsatanistas convertidos al cristianismo que cuentan con lujo de detalles cómo la iglesia satánica ora y ayuna por días y noches antes de Halloween, algunos de ellos hasta sacrificando hasta personas. Muchos ritos afroumbandas también celebran en este día. Por lo tanto, este argumento es cierto

Pero vayamos más profundo… ¿Ustedes creen que todos los niños que celebran Halloween tienen padres satanistas o que ellos mismos lo practican? Por supuesto que NO. La mayoría de los que celebran Halloween no son practicantes del satanismo, sino gente que hace algo para simplemente divertirse. A los niños, sobre todo, les resulta muy llamativa la idea de disfrazarse y de obtener caramelos gratis.

AHORA, SI PENSAMOS QUE TENEMOS QUE ESCONDERNOS EN HALLOWEEN PORQUE SIMPLEMENTE LA IGLESIA SATÁNICA ESTÁ DE CELEBRACIÓN, ENTONCES TENEMOS UNA IMAGEN DE UN DIOS MUY PEQUEÑO. 

Jesús nos mandó a ser luz en medio de las tinieblas, a ser la sal de mundo, a ser luminares, a echar fuera demonios, sanar enfermos, y extender el Reino… ¿Ustedes creen que el satanismo es algo moderno? Para nada. Los discípulos (y Jesús mismo) caminaron en medio de gobernantes paganos. Pero jamás tuvieron miedo. Además, como ya se mencionó, esta fiesta en realidad tienen raíces cristianas (que el diablo intentó tapar y ocultar).

Hoy contamos con más herramientas que los propios discípulos de Jesús, y sin embargo, seguimos teniendo temor de celebraciones como esta. Si tengo de miedo de esto, entonces no conozco el poder de mi Dios. 

El DIABLO NO TIENE EL CONTROL SOBERANO SOBRE UN DIA EN PARTICULAR, NI SOBRE UN TERRITORIO, NI SOBRE NADA. LA IGLESIA TIENE EL GOBIERNO SIEMPRE (INCLUSO EN HALLOWEEN).

Si entiendo esto, entonces ¿qué estoy haciendo escondiéndome y pidiéndoles a otros cristianos que “no se contaminen” festejando Halloween? Si entiendo que Jesús ya me dio el gobierno sobre toda autoridad y potestad, entonces voy salir a ganar territorio para Él SIEMPRE, pero sobre todo en Halloween.

LA LUZ EN LAS TINIEBLAS RESPLANDECE. HACÉ ESTE EJERCICIO: APAGA LA LUZ DE TU CUARTO, Y LUEGO PRENDÉ UN ENCENDEDOR O FÓSFORO. ¿QUÉ PASÓ? ¿HUBO ALGUNA BATALLA ENTRE LA LUZ Y LA OSCURIDAD? NO. LAS TINIEBLAS SIEMPRE RETROCEDEN ANTE LA LUZ. Y LA LUZ BRILLA MÁS FUERTE EN MEDIO DE LAS MÁS PROFUNDAS TINIEBLAS.

Argumento #3: El centro de Halloween son las tinieblas y Satanás.

La mayoría de los que celebran Halloween NO SON SATANISTAS. Si es una fiesta centrada en asustar, es porque los cristianos fuimos muy cobardes y permitimos que el diablo “se robe” un día en particular de nuestro calendario.

¿Vos creés que el diablo quiere asustarte? ¿Qué gana el diablo haciéndote ¨Boo”? No gana nada. El objetivo del diablo es alejarte de Dios y ganar el control de tu mente.

Vuelvo a repetir: nuestra función como Iglesia es ser luz SIEMPRE, incluso cuando el diablo cree tener el control sobre un día en particular. Es el diablo el que debería tener miedo de nosotros, y no viceversa. 

Es increíble que en el año 2019 aún existan ministerios especialmente diseñados para decir “NO AL HALLOWEEN”, en lugar de pensar en estrategias sobre cómo extender el Reino en este día.

(UPDATE: Me mandaron un argumento que no analicé y es un versículo)

Argumento #4: La luz no tiene comunión con las tinieblas.

Una persona me mandó un mensaje de amor (estoy siendo sarcástica) diciéndome, entre muchas otras cosas, este versículo:

No os unáis en yugo desigual con los incrédulos; porque ¿qué compañerismo tiene la justicia con la injusticia? ¿Y qué comunión la luz con las tinieblas? (2 Corintios 6:14)

Podría decir muchas cosas respecto a esto, pero lo principal es esto: primero, este versículo está sacado de contexto. El apóstol Pablo está hablando del yugo desigual, es decir, cuando un cristiano se casa con un no creyente.

Segundo, y más importante, suponiendo que no tomamos en cuenta el contexto y solo la parte que resalté en negrita del versículo ( “¿Qué comunión tienen la luz con las tinieblas?”), nuevamente estamos en lo mismo: obviamente que pasan cosas malas en Halloween y que los satanistas hacen ritos especiales. Nadie NUNCA negó eso. Pero la clave está en la palabra COMUNION: estamos para caminar en este mundo pero no para contaminarnos con las cosas que nos ofrece. Comunión habla de unión profunda (significa unión común, algo inseparable), ¿cómo evito tener comunión con las tinieblas? No practicando lo que los satanistas hacen este día. No tener comunión con las tinieblas NO ES esconderme Halloween hasta que la fecha pase, es algo mucho más profundo. 

Comunión es la participación mutua en alguna bendición o experiencia. En el Nuevo Testamento, el término se usa para expresar el concepto de participación conjunta en experiencias. La palabra se encuentra particularmente en los pasajes que se refieren a una relación íntima.

(UPDATE #2: Subo otro argumento que me enviaron recién)

Argumento #5: “Todo me es lícito, pero no todo me conviene.” 

Este versículo de 1 Corintios 6:12 dice:

Todas las cosas me son lícitas, mas no todas convienen; todas las cosas me son lícitas, mas yo no me dejaré dominar de ninguna.

Quiero ser clara: si para vos es preferible no festejar Halloween porque tuviste un pasado en el ocultismo, entonces no lo hagas. Está bien, tenés derecho a decir que no (y que sí). Si para vos es preferible que tus hijos no practiquen esta celebración, está bien también.

Lo único que quiero aclarar es que abstenerme de celebrar NO ME DA DERECHO A JUZGAR AL HERMANO QUE LO HACE. No vas a ser más santo, o más bueno, o más puro por no participar de esta celebración. Cuando llegamos a pensar que somos más o menos espirituales que otros por hacer o no hacer determinadas cosas, entonces ya estamos hablando de orgullo, y la Biblia es clara en eso: “Si, pues, coméis o bebéis, o hacéis otra cosa, hacedlo todo para la gloria de Dios.” (1 Corintios 10:31)

¿Cómo hago para que mis hijos celebren Halloween sin contaminarse?: no soy madre, pero sí conozco la Palabra y tengo al Espíritu de Dios. Como ya dije, no tener comunión con las tinieblas no es esconderse y llenar de miedo y traumas a tus hijos contándole cuán grande es el diablo.

Explicales que algunos que no tienen a Jesús en sus vidas le hacen fiesta a Satanás en un día así, pero que para los cristianos Halloween es una celebración de que el diablo ya no tiene poder.

Tenés libre albedrío SIEMPRE. Siempre podés decir que sí o que no. ¿Qué sentís en tu espíritu por la idea de celebrar Halloween?

 (UPDATE #3: Me llegaron dos argumentos más)

Argumento #6: Festejar Halloween es abrirle una puerta a Satanás.

Vuelvo a repetir por enésima vez: primero, pareciera que algunos tienen un diablo más grande que su Dios. Segundo, las puertas las abrimos cuando tenemos COMUNION con las tinieblas. Ya expliqué más arriba lo que eso significa.

Si en tu corazón te sentís inseguro para celebrar Halloween, perfecto, NO LO CELEBRES. Tu conciencia te va a decir qué hacer:

“Uno hace diferencia entre día y día; otro juzga iguales todos los días. Cada uno esté plenamente convencido en su propia mente. El que hace caso del día, lo hace para el Señor; y el que no hace caso del día, para el Señor no lo hace. El que come, para el Señor come, porque da gracias a Dios; y el que no come, para el Señor no come, y da gracias a Dios.” (Romanos 14:5-6)

La autoridad sobre el diablo ya nos fue entregada. Ahora es tiempo de tomar lo que él nos robó.

Argumento #7: Celebrar Halloween es mezclarse con el mundo.

Emmmmm…. ¿y cómo vamos a predicar y a alcanzar al mundo si no salimos a él? Sobran ejemplos bíblicos de personas que “se mezclaron” con el mundo por el simple hecho de afectarlo: el profeta Daniel, Esther, los discípulos, el apóstol Pablo, y hasta Jesús mismo.

Pablo dijo:

Me he hecho a los judíos como judío, para ganar a los judíos; a los que están sujetos a la ley (aunque yo no esté sujeto a la ley) como sujeto a la ley, para ganar a los que están sujetos a la ley; a los que están sin ley, como si yo estuviera sin ley (no estando yo sin ley de Dios, sino bajo la ley de Cristo), para ganar a los que están sin ley. Me he hecho débil a los débiles, para ganar a los débiles; a todos me he hecho de todo, para que de todos modos salve a algunos. (1 Corintios 9:20-22)

CONCLUSIÓN

Preguntate esto: Si Jesús viviese en el año 2015, ¿que hubiese hecho en Halloween? ¿Se hubiese quedado en su casa escondido y con temor, y hubiese aconsejado a sus discípulos a no participar de tal celebración, o hubiese dicho “Tenemos la victoria ¡hagámosla visible!”? 

Siempre nuestra comparación debe ser con Jesús, no con alguien más.

¿Hay algo malo en que tu hijo se disfrace de Buzz Lightyear y salga a pedir caramelos? Por supuesto que no. ¿Pasan cosas malas en Halloween y los satanistas están de fiesta? Sí, pero eso no debería ser un motivo para acobardarnos y para abstenerse de SER LUZ. Puedo no celebrar Halloween y está bien, pero no debería juzgar al cristiano que elige disfrazarse.

Iglesia, basta de estar bajo la alfombra y de tener miedo por cualquier cosa. Salgamos en Halloween y compartamos las buenas nuevas con la gente que aún no conoce a Jesús ¡Es una oportunidad impresionante para evangelizar!

Basta de tenerle tanto miedo al diablo. Ya fue vencido, y tiene poder sobre nosotros solo cuando nos alineamos con él y tenemos temor. No le enseñes a tus hijos a tener una imagen tan gigante del diablo, porque no es así. Es una mentira que él quiere que creas.

SOY CRISTIANA Y VOY A FESTEJAR EN HALLOWEEN QUE EL DIABLO YA FUE DERROTADO Y QUE JESÚS ME DIO LA VICTORIA A MÍ, PERO JAMÁS VOY A ESCONDERME Y TENER MIEDO PORQUE NO FUI CREADA PARA ESO. Y VOS TAMPOCO.

Seamos luz y sal, y aprovechemos esta oportunidad tan grande para extender el Reino, porque el diablo no tiene el control nunca, sobre ningún lado. 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: