¿Se está acercando el fin del mundo? ¡NO! Y te cuento por qué.

Originalmente subido el 25/9/2015

the delicious tandem

No hay duda de que los eventos que tuvieron lugar hace unas semanas en Francia y en Siria han sido realmente devastadores. Hay fuertes rumores de una tercera guerra mundial acercándose, y las noticias que muestras los noticieros y periódicos no son alentadoras: muertes, violencia, robos, violaciones, corrupción, abandono… Pareciera que de repente el mundo se volvió loco.

Algunos cristianos, al mirar con demasiada atención a estos eventos, encontraron cierta similitud de lo que está aconteciendo con lo expresado en Mateo 24 y libros como Apocalipsis. Todos están dando su opinión al respecto, y, con mayores o menores diferencias, casi todo el mundo cristiano latinoamericano comenzó a declarar por todos lados cosas como “Las señales se están cumpliendo”, “Se viene el fin del mundo”, y “Cristo viene pronto. Arrepiéntanse antes de que sea tarde”, entre otras cosas.

Obviamente (ya a esta altura saben cómo soy), yo también voy a dar mi opinión al respecto, que no es igual a la de los demás, porque si no ¿qué sentido tendría escribir todo esto?

COMENCÉ EL ARTÍCULO CON LA PREGUNTA: ¿SE ESTÁ ACERCANDO EL FIN DEL MUNDO? Y LA RESPUESTA ES NO, NO SE ESTÁ ACERCANDO EL FIN DEL MUNDO Y EN ESTE ARTÍCULO TE VOY A CONTAR POR QUÉ.

Disclaimer: Si vos creés que el mundo realmente se está acabando y que Dios viene con ira a juzgar a la humanidad, estás convencido de tu doctrina, y solo entraste para ver qué clase de “herejía” voy a decir, entonces omití todo lo que sigue y leé directamente la conclusión. Si, en cambio, no entendés nada de lo que pasa, o si querés saber bíblicamente qué nos depara el futuro, entonces continuá con tu lectura…

¿Por qué digo que NO creo que el mundo esté llegando a su fin? Porque simplemente no es una creencia bíblica. Si venís de un trasfondo pentecostal, como yo, probablemente te sorprenda tal declaración y seguramente señalarás a pasajes y libros de la Biblia como los que mencioné más arriba… Pero hoy voy a tratar de analizar qué quieren decir en realidad estos pasajes, a la luz de una correcta interpretación.

Algunas aclaraciones antes de ir al meollo del asunto:

  • Si sos un lector que ha estudiado teología, entonces entenderás de qué hablo cuando uso el término hermenéutica. Si es la primera vez que leés esta palabra, entonces te la hago fácil: la hermenéutica es el arte de la interpretación. Es decir, es una herramienta interpretativa. Como la Biblia fue escrita en diferentes momentos históricos por diferentes autores, entonces se necesitan herramientas para interpretarla. Hay muchas maneras de hacerlo (y, de hecho, es por eso que hay tantas denominaciones en el mundo), pero los teólogos concuerdan en que la hermenéutica más fehaciente a la hora de estudiar la Palabra es la hermenéutica histórico-contextual.

 

  • La interpretación (o hermenéutica) histórico-contextual plantea, a grandes rasgos, básicamente dos cosas: que no se le puede dar una interpretación a un versículo diferente del original, y que se debe considerar el momento histórico y cultural en que ese pasaje fue escrito. ¿Qué quiere decir esto? Llevémoslo a un ejemplo actual: si yo le escribo una carta a mi mamá, entonces ella va a ser la que entienda el verdadero significado. Si viene un tercero que no sepa nada de nosotras y lee la carta, probablemente no entienda lo mismo que entendió mi mamá. Si esta carta la guardamos en un museo, y viene una persona 2000 años en el futuro y la lee, entonces probablemente llegará a conclusiones completamente diferentes por, básicamente, estas cosas: la cultura no será la misma; no comprenderá los motivos de la carta porque no entenderá ni la cultura que teníamos, ni las intenciones de nuestra carta; y probablemente algunas palabras ya no existan más, y otras se usen con otro significado.

 

  • Esto mismo pasa con la Biblia y es por eso que necesitamos de la hermenéutica. Cuando leemos la Biblia tenemos que ponernos en el lugar del lector y redactor originales. No le puedo dar un mensaje diferente a la Biblia que el que los receptores y emisores originales entendieron. Simplemente no puedo sacar un versículo de su contexto original y re-significarlo según mis propios intereses.

AHORA SÍ, AGARRATE FUERTE PORQUE PROBABLEMENTE NO HAYAS LEÍDO NADA SIMILAR A LO QUE SIGUE.

  • Versículo #1: Mateo 24

Entendiendo lo que expliqué brevemente de la correcta interpretación bíblica, podemos decir que, junto con algunos pasajes de Apocalipsis, este pasaje de Mateo 24 ha sido el más malinterpretado de la historia.

Veamos qué dice…

En contexto, Jesús viene de acusar de hipócritas, mentirosos y asesinos a los fariseos y escribas del templo, como leemos en Mateo 23. Entendamos que estos no eran cualquier judío, sino fariseos que componían las más altas esferas de liderazgo, por eso lo que Jesús acababa de hacer había dejado estupefactos a los discípulos. Al final del capítulo 23, Jesús se lamenta sobre Jerusalén.

Mateo 24:1-2 dice:

Cuando Jesús salió del templo y se iba, se acercaron sus discípulos para mostrarle los edificios del templo. Respondiendo él, les dijo: ¿Veis todo esto? De cierto os digo, que no quedará aquí piedra sobre piedra, que no sea derribada.

Ahora es donde tenemos que entender un poco de cultura judía. Para ellos, el templo era lo más sagrado porque allí residía la presencia misma de Dios. Más específicamente, ésta estaba en un lugar del templo en donde solo los sacerdotes podían acceder, llamado el Lugar Santísimo. A los judíos les había llevado 46 años construirlo, como se dice en Lucas 20:20

Los discípulos ya estaban sorprendidos por las declaraciones de Jesús en Mateo 23, pero fue esto, la destrucción de Jerusalén y del templo lo que dejó anonadados a los discípulos.

Mateo 24:3 dice:

Y estando él sentado en el monte de los Olivos, los discípulos se le acercaron aparte, diciendo: Dinos, ¿cuándo serán estas cosas, y qué señal habrá de tu venida, y del fin del siglo?

La iglesia moderna (desde 1830, en realidad. Explicaré más detalles en otro artículo en el futuro) ha interpretado que los discípulos le estaban preguntando acerca de una venida de Dios en juicio en el futuro, y del fin del mundo, pero claramente los discípulos le estaban preguntando respecto a cuándo sería la destrucción del templo y de Jerusalén.

Volvemos nuevamente a la hermenéutica: un versículo no puede significar algo diferente que lo que significó para los emisores y receptores originales.

Entendamos algo: los discípulos ni siquiera entendían que Jesús iba a morir en la cruz. ¿Qué sentido tiene que le hayan preguntado por un rapto secreto en el futuro o del fin del mundo? Absolutamente ninguno. Claramente le estaban preguntando cuándo serían estas cosas, y la señal de su venida en juicio, y del fin del siglo (El significado de estas tres preguntas se analizarán más adelante)

LOS DISCÍPULOS HABÍAN ESCUCHADO A JESÚS HABLAR DE LA DESTRUCCIÓN DEL TEMPLO Y DE LA CIUDAD DE JERUSALÉN. ESE ES EL VERDADERO SENTIDO DE LA PREGUNTA. JESÚS LES RESPONDE CLARAMENTE SOBRE EL TIEMPO CUANDO ESTO HABRÍA DE ACONTECER: EN ESA GENERACIÓN, COMO DICE MATEO 23:36: “DE CIERTO OS DIGO QUE TODO ESTO (LOS SUCESOS QUE ACABABA DE DESCRIBIR Y LOS QUE CONTINUÓ DICIENDO) VENDRÁ SOBRE ESTA GENERACIÓN.

Una generación, en la Biblia, son 40 años. Jesús profetizó esto en el año 30, y estos eventos finalmente acontecieron, como Él lo había dicho, 40 años después: en el año 70. 

(Todo lo que se expresa a continuación está tomado del libro del altamente respetado historiador Flavio Josefo, “Las Guerras de los Judíos”, quien vivió cuando estos sucesos terribles acontecieron y documentó lo sucedido. Este libro es de dominio público y puede conseguirse gratis en internet)

Mateo 24: 5 dice:

Respondiendo Jesús, les dijo: Mirad que nadie os engañe.Porque vendrán muchos en mi nombre, diciendo: Yo soy el Cristo; y a muchos engañarán.

En el momento en el que Jesús estaba profetizado esto, y antes y después de su muerte en la cruz, se habían levantado muchos falsos cristos, que se movían en grandes milagros. El New Bible Dictionary dice que “hubo un número innumerable de pretendientes a la mesianidad en el primer siglo”. Basta hacer una simple investigación para entender que nunca en la historia hubo tantos falsos mesías como en el primer siglo.

Mateo 24:6-7 dice:

Y oiréis de guerras y rumores de guerras; mirad que no os turbéis, porque es necesario que todo esto acontezca; pero aún no es el fin. Porque se levantará nación contra nación, y reino contra reino; y habrá pestes, y hambres, y terremotos en diferentes lugares.

Jerusalén y el templo fueron destruidos por Nerón, emperador de Roma. En este momento histórico también hubo guerras terribles y rumores de guerra. Recordemos la crueldad de los romanos. Flavio Josefo describe con gran detalle esta guerra entre judíos y romanos, y da detalles respecto a las grandes hambrunas que azotaron a Jerusalén. La ciudad había quedado aislada y los muertos se apilaban en las calles. El hambre y la putrefacción de los cuerpos favorecieron a las pestes y enfermedades. Varios historiadores de la época, junto con Flavio Josefo, señalan, además, que hubo grandes terremotos en ese momento histórico. De hecho, la Biblia registra dos terremotos, uno cuando murió el Señor, y otro cuando se abrió la cárcel en donde Pablo estuvo preso.

La profecía de Jesús continúa en Mateo 24:8-13:

Entonces os entregarán a tribulación, y os matarán, y seréis aborrecidos de todas las gentes por causa de mi nombre. Muchos tropezarán entonces, y se entregarán unos a otros, y unos a otros se aborrecerán. Y muchos falsos profetas se levantarán, y engañarán a muchos; y por haberse multiplicado la maldad, el amor de muchos se enfriará. Mas el que persevere hasta el fin, éste será salvo.

Es claro que hubo una gran persecución a los cristianos primitivos. De hecho, en la Biblia podemos ver el asesinato de Esteban, y casi todos los discípulos del Señor murieron de las maneras más crueles.

Recordemos que la Iglesia primitiva no tenía la Biblia, lo que favorecía que falsos profetas engañasen sin piedad a los cristianos recién convertidos. El gnosticismo y el judaísmo eran las falsas doctrinas más predominantes de la época.

Por causa de la maldad, muchos se habían apartado de los caminos del Señor porque no querían morir como lo habían hecho los discípulos. Recordemos que ser cristiano estaba prohibido, y que ser cristiano, básicamente era tener en la mano un ticket directo a la misma muerte.

En Mateo 24:14 dice:

Y será predicado este evangelio del reino en todo el mundo, para testimonio a todas las naciones; y entonces vendrá el fin.

Para entender este versículo, hay que ir al idioma griego original. Hay dos palabras que se tradujeron como “mundo”, oikumene y cosmos. Mientras que la palabra cosmos hace referencia al mundo entero, oikumene hace referencia a la tierra habitada. En este versículo, se usa la palabra oikumene.

Claramente, les estaba diciendo a los discípulos: deben decirle todo esto que va a acontecer a todo el mundo habitado, porque luego va a venir el fin (del templo y de Jerusalén). De esta manera, nadie podría decir que no le habían avisado.

Josefo registra que ningún cristiano murió en la desoladora destrucción de Jerusalén en el año 70, y eso se debe a que Jesús les dijo, en los versículo que siguen, lo que los cristianos debían hacer: huir a los montes.

No voy a detenerme más tiempo en Mateo 24 porque todo lo que sigue después, como ya expliqué, ya se cumplió en el año 70.

LAS SEÑALES EN LOS CIELOS, LOS TERREMOTOS, LAS HAMBRUNAS, LAS GUERRAS, TODO ESO YA TUVO LUGAR, COMO DIJO EL SEÑOR, EN ESA GENERACIÓN A LA QUE LE ESTABA HABLANDO.

Amplié el tema de las señales en los cielos con las lunas rojas en este artículo.

Las preguntas de los discípulos: cuándo serían estas cosas, y la señal de su venida en juicio, y del fin del siglo hacen referencia a la:

  • la destrucción de Jerusalén y el templo,
  • su venida en juicio contra Jerusalén,
  • y al fin de la era mosaica.

Este último punto es clave: no le estaban preguntando de un fin del mundo. Para los judíos, quienes estaban esperando al Mesías, el mundo se dividía en dos eras: la era mosaica (de la Ley), y la era mesiánica. Ellos le estaban preguntando cuándo sería el fin de la era mosaica, que culminó en el año 70 D.C. con la destrucción del templo. Mediante la misma, se destruyeron las genealogías, y por eso los judíos no pudieron, hasta el día de hoy, continuar con su sistema de sacrificios.

  • Versículo #2: el libro entero de Apocalipsis

Vaya que existe confusión y miedo al mencionar el libro de Apocalipsis… Los cristianos tienden o a ignorarlo, diciendo algo como “no entiendo nada, y si el Señor viene, lo va a hacer como Él quiera”, o a obsesionarse con Él, interpretándolo a su manera, y buscando señales por todos lados.

Obviamente no puedo hacer un análisis exhaustivo de Apocalipsis en una entrada de blog, pero hay que entender el principio de la hermenéutica histórico-contextual, que ya mencioné: un versículo no puede significar algo diferente que lo que significó para los emisores y receptores originales. Esto aplica también para Apocalipsis.

Al ser un libro escrito en un lenguaje simbólico, muchos toman pasajes y los aplican a la actualidad, sin detenerse brevemente para siquiera hacer un estudio de su contexto, o significado original. Esto no puede ser así porque la Palabra dice claramente que la Escritura no es de interpretación personal (2 Pedro 1:20)

Casi todo lo que se dice en Apocalipsis, excepto algunos de los últimos versículos, ya se cumplió. Esto se debe a que Jesús le estaba hablando a las iglesias contemporáneas a la destrucción del templo en el año 70, para que estuviesen preparadas para lo que habría de acontecer. N

  • Versículo #3: Pasajes del Antiguo Testamento.

Muchos, al ver los sucesos mundiales, han tomado pasajes de Ezequiel, Isaías, y muchos otros libros de la Biblia, los han sacado completamente de contexto, y dicen, “¿Ven? Encaja perfectamente con lo que está sucediendo ahora” Ya expliqué los problemas con tales conclusiones.

Además, hay que considerar otra cosa: ya no estamos en el antiguo pacto. Ahora tenemos un nuevo pacto con Jesús. Esto quiere decir que ya no puedo tomar versículos que se correspondían a otros pactos y aplicarlos para la actualidad.

DIOS ES FIEL AL PACTO EN EL QUE ESTÁ. APLICAR VERSÍCULOS COMPETENTES AL ANTIGUO PACTO Y CONVERTIRLOS EN DOCTRINAS PARA LA ACTUALIDAD, ES ANTIBÍBLICO Y PELIGROSO.

Por supuesto que aprendemos del Antiguo Testamento, pero no por eso podemos hacer doctrina del mismo.

VAYAMOS A LOS HECHOS:

A pesar de que, como ya expresé al comienzo, lo que está pasando en el mundo es horrible y gravísimo, el mundo en realidad está mejorando.

¿No me creés? Vayamos a los hechos, entonces…

Hace 2000 años atrás:

  • Casi el 25% de la población europea era esclava.
  • La homosexualidad era extremadamente común, especialmente entre amos y esclavos.
  • El infanticidio era usualmente practicado en aquellos niños con deformidades o débiles, y a veces era practicado sin razón alguna, si la criatura era una niña. La mayoría de los griegos y los romanos adoraban dioses tales como Júpiter, Juno, y Neptuno.
  • Los seres humanos eran constantemente torturados hasta la muerte o mutilados por animales salvajes en las arenas del circo romano. Los mayores pensadores de la época, pensaban que no había nada malo con estas prácticas.
  • La gente en África, Asia y Australia adoraban a la naturaleza, a los demonios, y a sus ancestros muertos. En Norte América, las tribus tenían muchas maneras de adorar, pero ninguna tuvo una revelación del Mesías. En Sudamérica, millones adoraban a un dios sediento de sangre, que les demandaba decenas de miles de sacrificios humanos.
  • Cuando Jesús vino a la tierra, había solo una pequeña nación localizada en Medio Oriente que tenía la revelación del único Dios, pero incluso ellos estaban viviendo una época de grandes dudas. Todo el resto del mundo, estaba perdido en oscuridad.

Así era el mundo 2000 años atrás…

Ahora pensá en cuán bendecido el mundo es hoy. El evangelio está siendo predicado en cada esquina de la tierra. El cristianismo está en crecimiento en todo el mundo, con más de 200.000 personas que se convierten todos los días. En China, hay más de 20.000 conversiones por día, mientras que en Sudamérica hay 35.000. En total, hay más de un millón de personas que se convierten al cristianismo por semana.

La pequeña semilla que vino al mundo a través de la nación de Israel, ha crecido para impactar la tierra. Hoy en día, el cristianismo es, de hecho, la fuerza más grande y con más influencia de toda la humanidad.

Solía pensar que quería volver a la Iglesia de los hechos, porque ya no veía conversiones como las que se relata en Hechos 2, de 3000 hombres de una sola vez. Creía que esas cosas ya no pasaban… Estaba muy equivocada: Eso ahora sucede alrededor del mundo cada 25 minutos. Esto te va a animar mucho: para mañana, habrá 175.000 más cristianos que los que hay hoy. Eso significa que sin importar cuán malo tu día haya sido, y sin importar cuántas cosas te hayan salido mal, ¡cuando el sol salga mañana habrá 175.000 nuevos hermanos y hermanas en Cristo, en casi 238 naciones alrededor del mundo!

¿No es motivo suficiente para adorar a Dios y estar contento? Todo se trata de una cuestión de perspectiva.

La idea de una destrucción del mundo solo genera dos cosas: Primero, temor en los cristianos y no cristianos, porque casi nadie entiende muy bien de qué se trata; y, segundo, si “Cristo YA viene”, entonces los cristianos toman una actitud pasiva: no estudian, no trabajan, no se esfuerzan… si total, Cristo ya viene.

CONCLUSIONES

  • Si creés en un fin del mundo, no pretendo haberte convencido de que no creas más en eso, porque no es esa mi intención (mi objetivo siempre es hacerte pensar en por qué creés lo que creés, y no que aceptes todo ciegamente); y porque no puedo exponer con detalle porque tendría que escribir un libro para eso.
  • Si creés que Cristo viene y que el mundo se va a acabar, te propongo algo: cambiá tu manera de evangelizar. Los métodos de “Cristo viene” solamente le generan temor o burla a los incrédulos. Ese nunca fue el mensaje. Jesús nos pidió que prediquemos el evangelio del Reino a toda criatura y que sanemos enfermos y echemos fuera demonios. La gente no necesita mayor temor. Predicá del amor de Dios. Si Cristo viene, entonces te va a encontrar predicando. Y si no viene, no vas a quedarte estancado con tu vida. Porque si viene o no viene, no va a depender de lo que hagas. Que Jesús mejor te encuentre predicando amor, y no temor.
  • NO ESTAMOS VIVIENDO LOS ÚLTIMOS TIEMPOS. Los últimos tiempos de los que habla la Biblia, eran ese período entre que Jesús profetizó, y la destrucción del tiempo en el año 70. No van a volver a suceder.
  • El Reino de Dios es como una semilla de mostaza, o como la levadura que se pone en la masa. VA SIEMPRE EN AUMENTO. Obvio que cosas malas están pasando, pero eso no niega esta verdad. Vivimos en un mundo bajo pecado, con gente sin Dios en sus corazones, y por eso cosas malas pasan. De ninguna manera las cosas malas que están sucediendo son voluntad de Dios.
  • No se está negando la Segunda Venida de Cristo: Cristo va a volver. El problema es poner toda la atención es eso y descuidar el mandato de sanar enfermos y echar fuera demonios.
  • No tengas temor: YA TENEMOS LA VICTORIA. No estamos esperando una iglesia debilitada y apóstata, como enseñan algunos. Obvio que siempre va a haber falsos maestros, pero eso no es excusa para no hacer lo que tenemos que hacer.
  • Tenemos mayor gloria que cualquier momento histórico del pasado: El Reino de Dios va de gloria en gloria, y de triunfo en triunfo. Esto quiere decir que hay más gloria que la que en cualquier momento pasado. Es un error creer que “todo tiempo pasado fue mejor”, porque con Dios no funciona así.
  • Hagámonos cargo: si el mundo sigue sumergido en maldad, es porque todos nosotros como cristianos, estamos fallando al no orar por los enfermos, ni expandir el Reino. Ante estos sucesos malos, la pregunta jamás debe ser “¿Por qué Dios permitió esto?”, sino “¿Cómo hemos permitido, como Iglesia, que esto suceda?” Es nuestra RESPONSABILIDAD hacer que las cosas milagrosas que están escritas, pasen.

Si querés leer más sobre el tema, te recomiendo que leas “Las Guerras de los Judios” o “Las Guerras Judías”, de Flavio Josefo. Autores como Harold Eberle y N.T Wright han aportado, también, grandes trabajos respecto a la escatología victoriosa.

Un comentario sobre “¿Se está acercando el fin del mundo? ¡NO! Y te cuento por qué.

Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: