Luna Roja: ¿Señal del fin de los tiempos?

luna roja_ ¿señal del fin de los tiempos_

Originalmente subido el 26/3/15

No tengo duda alguna de que ya oíste acerca de las cuatro Lunas de Sangre y las “profecías” que hay a su alrededor que dicen que las mismas apuntan a un inminente regreso de Cristo a la tierra, o que al menos “algo grande y terrible está a punto de pasar” en Occidente.

Si no tenés idea de qué te estoy hablando, aquí te hago un simple resumen: Una Luna de Sangre es simplemente un eclipse lunar en donde la Luna se torna de un color rojo (de ahí, su nombre) como consecuencia de pasar a través de la atmósfera terrestre. Cuando eso sucede, la superficie lunar se torna de ese color característico. 

Muchos cristianos se han emocionado últimamente por el significado que le han atribuido a este suceso: se han dado cuenta de que la Pascua judía y la Fiesta de los Tabernáculos del año 2014 y 2015 han tenido episodios de Lunas Rojas, dando lugar a lo que se llama tétrada: Cuatro Lunas Rojas que coinciden con cuatro festividades.

Algunos líderes cristianos tomaron estos eventos lunares como una señal inminente del regreso de Cristo a la tierra a través de un rapto, o como una señal apocalíptica de que algo malo está a punto de acontecer.

Por supuesto, estos líderes que han espiritualizado el asunto de las Lunas Rojas también quieren que compremos sus libros. Líderes como John Hagee y Mark Blitz, por ejemplo. Pero antes de juzgar, examinemos sus argumentos y miremos si hay algo de verdad detrás de sus teorías que se han expandido como tinta en el agua dentro del campo del cristianismo popular.

Para comenzar, el argumento que estos autores usan para darle legitimidad a sus teorías consiste básicamente en decir que cambios históricos de importancia mundial han sido precedidos a tétradas de Lunas Rojas. 

Por ejemplo, ellos dicen que hubo cuatro Lunas de Sangre en la Pascua y la Fiesta de los Tabernáculos de 1492, coincidiendo con la expulsión de los judíos de España y el descubrimiento de América por parte de Cristobal Colón. Luego también vieron que hubo cuatro Lunas de Sangre en 1948, cuando Israel ganó su independencia como estado, y otras cuatro Lunas de Sangre en 1967 cuando el ejército israelita comenzó a tomar acciones para volver a poseer la antigua ciudad de Jerusalén.

¿Suena convincente? Miremos un poco más de cerca el contexto histórico y las costumbres judías:

Primero que todo, el calendario bíblico ES UN CALENDARIO LUNAR. Pero para ser precisos, el judaísmo, en cambio, es una construcción muy posterior a la recepción de la Torá, y su calendario, producto de debates rabínicos y amalgamas con calendarios extranjeros, es lunisolar (es decir, es mixto)

¿Qué significa esto? Esto quiere decir que muchas de sus fiestas y festivales coinciden con lunas llenas, y eso incluye, a veces, eclipses lunares ya que estos solo acontecen cuando la luna está en en esta fase: hay algunas fiestas, tanto bíblicas como tradicionales, celebradas por judíos, que coinciden o se acercan bastante a la luna llena como, por ejemplo, Pesaj (pascua), Sukot (tabernáculos), Purim (suertes), Tu B’av y Tu B’shevat (año nuevo). 

Pero también hay muchas fiestas que no coinciden con la luna llena como, por ejemplo, Shavuot (pentecostés), Rosh Hashana (bíblicamente llamado Yom Teruah o día de las trompetas y popularmente conocido como “año nuevo judío”), Januká y Lag Ba’omer.

Las dos celebraciones discutidas en este caso, Pascuas y Tabernáculos SIEMPRE o CASI SIEMPRE coinciden con lunas llenas.

LOS ECLIPSES LUNARES NO SON EVENTOS AISLADOS O RAROS DENTRO DE LA HISTORIA JUDÍA.

Vamos a examinar eso más en detalle en un momento, pero primero examinemos esos eventos a la luz de la evidencia actual:

El eclipse lunar de 1492 NO fue una “señal” de la expulsión de los judíos de España. ¿Por qué? Porque el tribunal que los expulsó de España se estableció el 1 de noviembre de 1478 ¡quince años antes del eclipse! Además, el Decreto de Alhambra, que decretó la expulsión de los judíos del territorio español, fue formulado en enero de 1492… muchos meses antes del primer eclipse lunar de ese año.

El eclipse de 1948 tampoco fue una señal de la guerra de independencia israelí. ¿Por qué? Porque la guerra empezó el 15 de mayo de 1948 y terminó el 10 de marzo de 1949. La primera de las Lunas de Sangre no ocurrió sino hasta que la guerra terminó. ¿Por qué Dios advertiría dando una señal en los cielos respecto a algo que ya había pasado? No tiene sentido, ni lógica. Entonces, por definición, la Luna Roja de ese año tampoco fue una señal de Dios.

El eclipse de 1967 tampoco fue una señal de las fuerzas de Israel tomando posesión de la antigua ciudad de Jerusalén.¿Por qué no? Porque ese evento tuvo lugar el 7 de junio de 1967, y el eclipse lunar de ese año tuvo lugar ¡44 días después!, y además, y lo más importante: Ese eclipse no era visible desde Jerusalén. La siguiente Luna de Sangre fue un año y medio después. Una vez más, después de ocurridos los hechos.

Entonces, ¿de qué manera pueden estas “señales” estar indicando algo? Es como si alguien te gritase “¡Cuidado con ese auto!”… Justo después de atropellarte. Muchas de estas lunas rojas no eran “señales” visibles desde Jerusalén, y otras ocurrieron antes o después de que los eventos acontecieran. 

Seamos claros: Nada puede ser considerado una “señal de Dios” a menos que un profeta de Dios profetice, es decir, advierta de este evento, y luego la señal es una prueba de que la profecía es correcta.

Mantené esto en mente: No hubo profecías antes de que estos eventos tomasen lugar, y por eso no pueden ser señal de nada. Nadie predijo que los judíos serían expulsados de España hasta que eso pasó, por ejemplo. Entonces simplemente porque las cosas pasen no podemos voltearnos a ver si hay algún hecho que lo produjo. No funciona así.

LA PROFECÍA EN EL NUEVO PACTO ES PARA EDIFICAR, CONSOLAR, Y EXHORTAR (1 CORINTIOS 14:3) CREO QUE ES FÁCIL PROFETIZAR COSAS MALAS SI NUESTRA FUENTE ES EL NOTICIERO O EL DIARIO.

Este es otro punto: Las tétradas (o la sucesión de cuatro eclipses lunares consecutivos) son muy comunes, y ni siquiera son consideradas un evento llamativo o fuera de lo normal. Pasan muy, muy seguido, de hecho. Los últimos 4000 años ha habido numerosas tétradas (o Lunas de Sangre) registradas, y solo entre 1199 A.C y la actualidad se han registrado 111 Lunas de Sangre.

¿SABÉS CUÁNTOS EVENTOS SIGNIFICATIVOS COINCIDIERON CON ESTOS ECLIPSES DE LUNAS ROJAS? NINGUNO. SOLO PORQUE PASEN DE VEZ EN CUANDO NO SON SEÑALES DE QUE ALGO MALO PASA O VA A PASAR EN EL MUNDO.

De las 55 Lunas de Sangre que han ocurrido desde el siglo I D.C., 7 han coincidido con festividades judías, y la mayoría de ellas no coincidió con nada significativo en la historia.

Para ponerlo en otra perspectiva, estos son algunos de los eventos más significativos de la historia de la nación judía que NO COINCIDIERON con ninguna Luna Roja:

1446 A.C. Israel deja Egipto en el éxodo

1406 A.C. Josué entra en la tierra prometida de Canaán.

723 A.C. Diez tribus son tomadas cautivas por los sirios.

587 A.C. Judá es tomada cautiva por Babilonia

538 A.C. Ciro decreta que los judíos pueden volver a Canaán.

533 A.C. Los judíos comienzan a retornar a Babilonia y llegan a Jerusalén.

1-2 D.C. Jesús nace

33 D.C. Jesús fue crucificado (hubo un eclipse solar, pero no lunar)

70 D.C. Jerusalén y el Templo es destruido por los romanos.

135 D.C. Adriano cambió el nombre de la ciudad de Jerusalén, mató a miles y expulsó al resto.

1943 D.C. Hitler mata 6 millones de judíos durante el Holocausto.
Puesto de otra manera, estos son cuatro ejemplos más de cuando una tétrada (o una serie de cuatro Lunas de Sangre) coincidieron con festividades judías:

162 D.C.

795 D.C.

842 D.C.

860 D.C.

 

¿SABÉS QUÉ EVENTOS HISTÓRICOS ACONTECIERON DURANTE ESAS LUNAS DE SANGRE? NINGUNO. NO PASÓ NADA. ES POR ESO QUE AUTORES COMO HAGEE Y BLITZ IGNORAN POR COMPLETO ESTOS AÑOS: PORQUE NO PODRÍAN SOSTENER SUS TEORÍAS.

En conclusión, no pierdas tu tiempo (y tu dinero) en nada relacionado con esta farsa de las Lunas de Sangre.

¿QUERÉS SABER QUÉ VA A PASAR EN EL MUNDO LUEGO DE LA LUNA DE SANGRE? LÉELO BIEN: NO VA A PASAR NADA. 

Disfrutá el eclipse. Sacá muchas fotos. Pero no te subas al tren del miedo. Las cuatro Lunas de Sangre son solo señales de Dios mostrando su Gloria desde los cielos, no de un rapto inminente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: