10 maneras de demostrarle tu amor a un INFJ

Subido originalmente el 10/2/2016

10

Muchas personas no me creen cuando digo que soy introvertida. Me ven tan charlatana (a veces), tan sociable, tan comunicativa, que todo el mundo que me conoce superficialmente me dice “¡Pero no parecés introvertida!”

Pero la realidad es que sí, lo soy. Y no cualquier clase de introvertida, soy una INFJ. Si estás familiarizado con el indicador de personalidad Myers-Briggs, entonces sabrás de qué te estoy hablando. Si no, te cuento que Myers-Briggs consiste un conjunto de casi 100 preguntas que muestran las preferencias que tenés ante diferentes situaciones, y como resultado, arroja una serie de cuatro letras que indican tu tipo de personalidad. Hay un total de 16 personalidades.

Lo que hace diferente a Myers-Briggs de otros indicadores de personalidad es que es increíblemente acertado. Sus creadoras eran cristianas, y si bien luego Carl Jung lo modificó, en su origen fue concebido bajo el versículo de 1 Corintios 12:12: “Porque así como el cuerpo es uno, y tiene muchos miembros, pero todos los miembros del cuerpo, aunque son muchos, constituyen un solo cuerpo, así también es Cristo.” Como en la Iglesia somos muchos miembros y muy diferentes, y somos llamados a amarnos los unos a los otros como lo hizo Jesús, es de grandísima ayuda el conocer la personalidad de los demás para saber cómo amarlos.

Si todavía no hiciste el indicador de personalidad Myers-Briggs, entonces podés hacerlo haciendo click en este enlace.

En mi caso, como ya mencioné, tengo el tipo de personalidad más rara de todas: INFJ. Este tipo de personalidad representa a menos del 1% de la población mundial, y es bastante particular. Sus representantes van desde Gandhi hasta Hitler, pasando por Martin Luther King y Steve Jobs.

El objetivo en la vida de un INFJ es cambiar el mundo. A pesar de ser grandes soñadores, a diferencia de otras personalidades creativas también tenemos el impulso y la determinación para lograrlo. No nos damos por vencidos por nada porque somos una rarísima combinación de un corazón altamente sensible y una mente racional.

En este artículo no me voy a centrar tanto en las características de la personalidad INFJ porque abundan en internet, pero sí voy a mostrarles 10 maneras de amar a alguien con este tipo de personalidad. Un INFJ tiene un grupo muy cerrado de amigos de confianza, a pesar de ser amigable con todo el mundo. Por eso, si alguien con esta personalidad te escogió como parte de su círculo de amistades o como pareja, hay un par de cosas de las que tenés que estar al tanto.

¿Cuándo un INFJ se siente amado? Estas son las 10 maneras de mostrarle amor a un INFJ:

#1: LOS ABRAZOS SON MUY IMPORTANTES.

Por lo general, los INFJ somos reservados para mostrar afecto, pero una vez que entramos en confianza, somos muy demostrativos. Por eso, ¡una gran manera de mostrarnos amor es abrazándonos! Solemos tener muchos pensamientos al mismo tiempo en nuestras mentes, pero el contacto físico nos trae de vuelta a la realidad. Necesitamos salir del bullicio mental y ser conscientes de que somos amados. ¡¡OJOOOOOOO!!, si sabemos que a la otra persona no le gustan los abrazos (me pasa con algunos amigos), lo respetamos y no abrazamos aunque queramos hacerlo.

#2 TU OPINIÓN NOS IMPORTA.

Somos gente muy apasionada, y vamos tras lo que queremos sin descanso. A veces, hacemos cosas por demás para lograr esos objetivos, lo que nos deja exhaustos; y aunque actuemos siempre seguros de lo que estamos haciendo, a menudo dudamos y tendemos a desilusionarnos (a pesar de no abandonar). Los INFJ somos personas muy sensibles que tendemos a pensar menos de nosotros mismos, y, aunque parezcamos seguros, tenemos muchas dudas y siempre sentimos que lo que hacemos no es suficiente. Por eso, tener una palabra de aliento o de apoyo para un INFJ, es algo que valoramos muchísimo.

Esta determinación intensa también aplica para nuestras relaciones. Si te incluimos en nuestro círculo íntimo, vamos a querer que te quedes ahí a toda costa. Eso nos puede llevar a sacrificar demasiado en las relaciones amorosas y de amistad. Lo único que pedimos a cambio es la misma entrega.

#3 RECORDANOS QUE TAMBIÉN TENEMOS QUE CUIDAR DE NOSOTROS MISMOS.

Como el objetivo en la vida del INFJ es cambiar el mundo, estamos mucho tiempo escuchando a otras personas y ayudándolos con sus problemas. Somos oidores por excelencia. Observamos a la gente y nos damos cuenta de sus emociones. De hecho, somos tan empáticos que podemos hasta sentir y saber lo que las personas piensan.

A pesar de que nos encanta hacer cosas por los demás, estar tanto tiempo con las personas nos puede dejar con muy poquito tiempo para procesar nuestros propios pensamientos porque, como introvertidos, necesitamos  tiempo a solas para analizar lo que nos pasa. Es muy común que un INFJ se olvide de que tiene además una vida personal de la cual también tienen que cuidar. (Escribí acerca de esto en este artículo)

En mi caso particular, cuando era adolescente me encerraba en mi cuarto cuando necesitaba tiempo para procesar cosas. Mi mamá se daba cuenta de este comportamiento, y solía golpear la puerta para preguntarme si estaba bien. No obstante, ella me conoce lo suficientemente bien para saber que necesitaba un tiempo a solas, y también es consciente de lo sensible que soy. Si bien me preguntaba cómo estaba, no me presionaba para que saliese de mi cuarto.

Si nos ves un poco deprimidos o apagados, valoramos muchísimo un mensaje para sentirnos amados. No solemos buscar ayuda cuando nos sentimos así, no porque no confiemos, sino porque cuando estamos tristes solemos pensar que los demás no nos entienden.

Un simple mensaje con un “¿Cómo estás?” es más que suficiente para sentirnos valorados. Cuando estamos cansados, necesitamos que nos recuerdes cuánto nos amás.

#4 SÉ HONESTO.

No puedo pensar en otra cosa que le moleste más a un INFJ que la mentira. Queremos autenticidad en nuestras relaciones, sin importar cuán dura la verdad sea. Los INFJ tenemos un sentido de la intuición altísimo y solemos darnos cuenta cuando alguien nos miente o nos oculta cosas, por lo que cualquier tipo de mentira es evidente para nosotros.

Quizás no te acusemos abiertamente de estar mintiéndonos, pero siempre vamos a preferir que nos digas la verdad respecto a cómo te sentís respecto a algo o a nosotros.

Si un INFJ te considera su amigo, creeme que significás el mundo para él o ella, por eso nada malo de lo que hayas hecho va a ser que deje de amarte. Decinos siempre la verdad, porque NOS DAMOS CUENTA CUANDO NOS MENTÍS.

#5 MOSTRÁ INTERÉS.

Para un INFJ, la amistad y las relaciones amorosas se tratan de profunda conexión. No tenemos muchos amigos pero somos los compañeros más leales que vas a poder encontrar, y pedimos lo mismo a cambio.

De hecho, tendemos a desconfiar de las personas que tienen más de cinco amigos, porque nosotros le dedicamos tanto tiempo a las amistades que no podemos entender cómo alguien puede tener una conexión verdadera con tantas personas.

Como empáticos, estamos todo el tiempo entendiendo los sentimientos de las personas, pero es raro que encontremos a alguien con quien abrir nuestro corazón. Somos una rara combinación de un corazón puramente emocional con una mente netamente racional. Eso nos hace estar consientes de que somos raros, y por esa misma causa nos sentimos incomprendidos todo el tiempo; por eso si nos abrimos con vos y mostramos nuestro corazón tal cual es, pedimos a cambio interés. Un mensaje, un abrazo, o un llamado es más que suficiente para nosotros, sobre todo si te contamos algo doloroso.

Odiamos el small talk o charla superficial. Preguntanos cuáles son nuestros sueños, nuestras aspiraciones, nuestros miedos, nuestras creencias…

No ignores a un INFJ cuando abre su corazón porque podemos dar portazos emocionales para siempre, a pesar de amarte para toda la vida. Somos intensos para todo y tenemos emociones profundas, por eso, el desinterés de alguien a quien amamos es un golpe directo al corazón.

#6 TENÉS QUE ESTAR PREPARADO PARA LA AVENTURA.

La mayoría de las personas piensa que los INFJ somos gente seria. Quizás parezcamos calmados y reservados para nuestros conocidos, pero la gente que nos conoce de verdad sabe cuán espontáneos y cambiantes somos. A pesar de que somos sumamente organizados, también puede que en el medio de una conversación digamos “Vayámonos de viaje a Córdoba… YA… En cinco minutos”, y como somos tan tozudos, persuasivos y apasionados, es muy probable que vayamos porque te vamos a convencer de hacerlo. Eso pasa porque tenemos un espíritu aventurero y queremos estar todo el tiempo con la gente que amamos. Apreciamos el tiempo de calidad.

Si bien la mayor parte del tiempo hacemos planes organizados, también tenés que estar preparado para esta clase de espontaneidad.

Hace poco un amigo me dijo: “Selene, hace veinte años que te conozco y nunca sé qué me vas a contestar…” Y eso es muy cierto. Somos tan intensos, que nunca vas a terminar de conocernos.

#7 PASÁ TIEMPO CON NOSOTROS.

Hablando de pasar tiempo juntos, una manera de mostrarnos amor es pasando tiempo de calidad con nosotros. Aunque a diferencia de los otros tipos de personalidad introvertidas las actividades con mucha gente están bien para nosotros (no nos encantan, pero podemos tolerarlas), si querés conocernos de verdad, pasemos tiempo solos.

Salir de a dos, sin otras personas ni actividades sociales, nos recuerda que vos también disfrutás de estar con nosotros. Los INFJ tenemos el profundo y contradictorio deseo de que los demás valoren las características que nos hacen especiales y únicos, pero sin querer tener un reconocimiento público por las mismas. No obstante, amamos que nuestro círculo íntimo nos recuerde que somos valorados.

#8 NECESITAMOS TIEMPO A SOLAS, PERO ESO NO SIGNIFICA QUE DEJAMOS DE QUERERTE.

Los INFJ a veces confundimos a nuestras amistades y pareja porque cada tanto necesitamos aislarnos y pasar algunas semanas casi sin contacto con el resto del mundo. Como a diferencia de otras personalidades introvertidas somos muy buenos oradores y comunicadores, la gente suele pensar que en realidad somos extrovertidos y quedan confundidos cuando decimos que necesitamos tiempo para estar solos un rato.

Como ya expliqué, necesitamos tiempo a solas para recargarnos y para hacer introspección. Los INFJ somos un huracán de emociones y nuestra mente trabaja todo el tiempo, y por eso necesitamos estar solos cuando nos sentimos cansados o sin energía.

De ninguna manera esto significa que dejamos de quererte. Si cancelamos planes y no aceptamos tus invitaciones, es porque podemos estar sintiéndonos desgastados. Un mensaje preguntándonos cómo estamos es más que suficiente cuando estamos en nuestra etapa de introvertir.

#9 ENTENDÉ Y APOYÁ NUESTRA PASIÓN POR CAMBIAR EL MUNDO.

Ya sea como maestros, escritores, médicos, abogados, amas de casa, o como sea, queremos cambiar el mundo. Hacemos todas las cosas con pasión y a veces nos puede molestar el ver que las personas no tienen interés por nada.

Para muchos, podemos ser un poco fanáticos, pero si se nos metió una idea en la cabeza vamos a hacer todo por lograrlo. Como INFJs, somos tozudos y es muy raro que cambiemos de ideales.

Si tenés un amigo o pareja INFJ, apoyala en lo que haga, por pequeño que sea. No nos digas que lo que hacemos es inútil, porque nos rompería el corazón viniendo de alguien a quien amamos.

También tenés que entender que la crítica nos duele mucho, y por eso es necesario que nos recuerdes que lo que hacemos es importante.

#10 ABRITE CON NOSOTROS.

Somos oidores y empáticos innatos. Amamos escuchar a los demás y hacer lo que podamos (y hasta incluso más) para ayudarte, sobre todo si sos de nuestro círculo íntimo.

Si nos contás lo que te pasa, tenés que saber que no te vamos a juzgar nunca, sino que vamos a ponernos en tus zapatos y tratar de entender. Si no podemos ayudarte, entonces vamos a llorar junto con vos, pero vamos a tratar con todas nuestras fuerzas de hacerte sentir mejor.

Nos hace sentir importantes que nos muestres que confiás en nosotros a través de contarnos tus sentimientos.

BONUS: #11 VALORÁ QUE SEAMOS ABIERTOS CON VOS 

Como ya desarrollé en los puntos anteriores, a pesar de que todo el mundo confíe total y absolutamente en nosotros, los INFJ solemos ser desconfiados al elegir a nuestra pareja y círculo de amistades. No nos gustan ni las relaciones ni las charlas superficiales.

Si sos de nuestra confianza, vamos a ser un libro abierto con vos, pero nos vamos a ir abriendo por capas. Si tardamos en contarte detalles de nuestra vida, no es porque no te queramos, sino porque tenemos temor a que no nos entiendas. Vamos a contarte nuestros sueños e inseguridades, y a medida que pase el tiempo, vamos a abrirnos más y más. Si eso pasa, valoralo, porque no lo hacemos con cualquiera. De hecho, en cuanto nos sentimos desvalorizados, nos cerramos otra vez.

Si bien cada persona es diferente, si tenés una pareja o un amigo INFJ estos puntos te ayudarán a mostrarle cariño, porque después de todo, los que queremos cambiar el mundo también necesitamos sentirnos amados 🙂

 

Artículo original tomado de Introvert, Dear.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: